Colombia: Obispos piden el fin de las masacres violentas

Feligresa reza en la catedral de Bogotá (C) Vatican Media

Colombia: Obispos llaman a poner fin a las masacres violentas en el país

Tras las 10 últimas víctimas

Share this Entry

(zenit – 23 sept. 2020).- Los obispos de Colombia condenan las masacres en los municipios de Buenos Aires (Cauca), Mosquera y El Charco (Nariño) y piden “a todos los que siguen generando violencia que pongan fin definitivamente a esta máquina de la muerte”, reafirmando la sacralidad de la vida humana.

De acuerdo a un comunicado del episcopado colombiano, el pasado 20 de septiembre fallecieron en altercados: seis jóvenes en la zona rural del municipio de Buenos Aires y cuatro personas en los de Mosquera y El Charco, “hechos que también han dejado heridos y destrozos materiales”.

Cercanía de los obispos

En la nota, los prelados manifiestan su “solidaria cercanía a sus seres queridos, a las comunidades municipales a las que pertenecían, a la arquidiócesis de Popayán y a la diócesis de Tumaco” y oran por “la pronta recuperación de los heridos”.

Igualmente, sostienen que resulta “desgarrador constatar la extensa lista de asesinatos y atentados que, en diversos escenarios, han tenido lugar en el país en los últimos meses” y que “las agresiones contra la vida y dignidad humanas son cada vez más atroces, y traen consecuencias humanitarias cada vez más graves para toda la nación”.

La vida humana es sagrada

Frente a este panorama de violencia, y en el marco del Día Internacional de la Paz, los obispos católicos de Colombia reafirman “que la vida humana es sagrada y que atentar contra ella es un crimen gravísimo, en contra de las personas y de las comunidades” y que “no es posible alcanzar la paz si no se respeta y se defiende la vida”.

Asimismo, demandan por parte de todos los que siguen generando violencia “que pongan definitivamente fin a esta maquinaria de muerte” y llaman al pueblo colombiano a asumir “un compromiso claro y valiente con la defensa de la vida”, tarea que reclama la participación de todos: entidades gubernamentales, instituciones públicas y privadas, sociedad civil y familias.

Medidas de protección

Por otro lado, exigen a las autoridades competentes “que fortalezcan las medidas de protección para las comunidades afectadas y avancen con diligencia en las correspondientes investigaciones y judicializaciones de los responsables de las masacres”.

Y convocan a que, “se dirijan iniciativas de solidaridad y apoyo a las comunidades que, en medio de las amenazas y la incertidumbre, siguen sufriendo las consecuencias directas de la violencia”.

Por último, los miembros del episcopado colombiano invitan a las comunidades católicas “a perseverar en la oración por la paz, así como a continuar promoviendo acciones que lleven a la reconciliación y a la defensa de la vida como derecho primario y fundamental de todas las personas”.

Share this Entry

Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")