Ultrasonido. Foto: life news

63.459.781 bebés han sido asesinados en abortos en Estados Unidos desde 1973

Desde que el Tribunal Supremo legalizó el abortó en 1973 con el caso Roe versus Wade, casi 63,5 millones de bebés han sido asesinados en los Estados Unidos.

Share this Entry

Por: Tim Daniel

(ZENIT Noticias / Washington, 11.01.2022).- De acuerdo a datos del National Right to Life Committee (NRLC, Comité Nacional por el Derecho a la Vida en español), desde que el Tribunal Supremo legalizó el abortó en 1973 con el caso Roe versus Wade, casi 63,5 millones de bebés han sido asesinados en los Estados Unidos.

El doctor Randall O´Bannon, director de educación e investigación del NRLC, dice que cada año unos 900 mil bebés son asesinados en abortos. En los dos últimos años se verificó un aumento en los abortos provocados. Esto coincide con la pandemia y hace ver una relación entre pandemia y aumento de abortos.

Las cifras que permiten conocer los números reales de la industria del asesinato de bebés provienen del Instituto Guttmacher, ente antiguamente vinculado a Planned Parenthood, proveedor número uno de abortos en los Estados Unidos. «La última cifra anual nacional fiable que tenemos proviene del Instituto Guttmacher que, aunque está a favor del aborto, hace la recopilación de datos más completa. Para el año 2017, Guttmacher estimó que el número de abortos realizados en Estados Unidos fue de 862.320», declaró O’Bannon. «Esa es la cifra más baja que Guttmacher ha reportado desde 1973, cuando la Corte Suprema legalizó el aborto en todo el país. Esa cifra es sólo un poco más de la mitad de lo que fue el número de abortos en 1990, cuando Guttmacher registró más de 1,6 millones de abortos». Sin embargo, estos datos no reflejan datos de un par de estados, entre los que se cuenta California.

«Las cifras de los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) no incluyen datos de California, New Hampshire y al menos otro estado desde 1998, por lo que sus totales anuales de abortos son siempre mucho más bajos que los de Guttmacher», agregó O’Bannon.

La NRLC agrega “un 3% adicional a los totales desde 1973 hasta 2014, lo que refleja un subregistro del 3 al 5% que Guttmacher ha estimado para esas cifras», dijo. «Se añadieron otros 12.000 abortos para cada año desde 2015 para reflejar el número de casos de «proveedores» que Guttmacher dice que puede haber pasado por alto en sus recuentos de 2015 a 2017″.

«Si se produce un aumento, es probable que se deba a la mayor promoción y uso de los abortos químicos, que han aumentado constantemente desde que la FDA aprobó el abortivo mifepristona en el año 2000. Los llamados «abortos con medicamentos» han aumentado incluso mientras los abortos quirúrgicos han disminuido y el número de clínicas se ha reducido en Estados Unidos», señaló. «Los esfuerzos de la industria del aborto y sus aliados políticos para promover los abortos químicos telemáticos, en los que el abortista nunca ve a la mujer en persona, seguramente exacerbarán esta tendencia».

Como reporta Life News, “La cifra final de 63.459.781 bebés asesinados en abortos es mayor que la población de un par de docenas de estados y mayor que la de muchos de los países más grandes del mundo”. De hecho, es mayor que la población de toda California y mayor que la población combinada de los 23 estados menos poblados de la Unión Americana.

«Para tener otra idea de la enormidad de esa pérdida, una nación con una población de 63,5 millones ocuparía el vigésimo tercer lugar en la lista de los países más poblados del mundo. En términos de población, una nación de ese tamaño se situaría por delante de países como Italia, España, Kenia, Sudáfrica, Arabia Saudí, Irak, Argentina, Colombia, Venezuela, Hong Kong, Camboya, Corea del Sur o Canadá», añadió O’Bannon.

«Para reiterar, la tendencia a largo plazo en el número de abortos es definitivamente a la baja, incluso en medio del aumento general de la población. Está claro que las estrategias legislativas, educativas, políticas y de divulgación del movimiento provida han sido eficaces», concluyó. «Las cifras dejan claro tanto que hemos avanzado mucho como que nos queda un largo camino por recorrer».

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")