Iglesia católica caldea en Batnaya, Irak. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Reabren en Pascua iglesia destruida en Irak por extremistas musulmanes. Aquí las conmovedoras fotos

Al ingresar a la iglesia católica caldea de St Kyriakos, Batnaya, en 2014, los extremistas militantes decapitaron estatuas y destrozaron el altar. Los hombres armados utilizaron las imágenes sagradas sobre el altar para practicar tiro al blanco y los extremistas escribieron grafitis anticristianos en las paredes de la cercana Capilla de la Inmaculada Concepción.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Batnaya, Irak, 25.04.2022).- Una comunidad cristiana en Irak agregó motivo de regocijo esta Pascua cuando su iglesia abrió sus servicios por primera vez desde que el edificio fue profanado por militantes del Estado Islámico (ISIS) hace casi ocho años.

Al ingresar a la iglesia católica caldea de St Kyriakos, Batnaya, en 2014, los extremistas militantes decapitaron estatuas y destrozaron el altar. Los hombres armados utilizaron las imágenes sagradas sobre el altar para practicar tiro al blanco y los extremistas escribieron grafitis anticristianos en las paredes de la cercana Capilla de la Inmaculada Concepción.

Los eslóganes, algunos en alemán, dicen: “Oh, ustedes [improperio] esclavos de la Cruz, los mataremos a todos… Ustedes, gente sucia, no pertenecen aquí”. Incluso las lápidas del cementerio cercano se rompieron en pedazos. Cuando Daesh fue derrotado y la ciudad fue declarada libre de violencia, Batnaya casi había sido arrasada, convirtiéndose en la más dañada de la docena o más de ciudades y pueblos cristianos en las históricas Llanuras de Nínive.

La organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés) emprendió un programa masivo de restauración y reconstrucción como parte de una iniciativa para ayudar a la gente de Batnaya a regresar en masa. ACN, que apoya a los cristianos perseguidos y otros que sufren, ha ayudado a reparar dos jardines de infancia en Batnaya, así como el convento dominico de Santa Oraha, el salón parroquial, la biblioteca y la casa del sacerdote (presbiterio).

Con una financiación de 200,000 €, la iglesia de San Kyriakos y la capilla cercana formaron la pieza central del plan de restauración de ACN y, cuando un equipo de evaluación del proyecto de ACN visitó Batnaya el mes pasado de marzo, vieron que el trabajo estaba a punto de finalizar.

El trabajo se detuvo durante la Semana Santa para permitir que se llevaran a cabo los servicios, los primeros desde agosto de 2014, y la asistencia a Misa alcanzó un máximo de más de 500 para la Vigilia Pascual del sábado, que celebra la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.

Informando a ACN desde Batnaya, el diácono parroquial Basim dijo el pasado miércoles 20 de abril a ACN: “Todos estábamos muy felices de venir a la iglesia para los servicios de Pascua”. Rev Basim, quien tiene dos hijas, Therese, de 11 años, y Veronica, de ocho, y quien enseña inglés en una escuela secundaria local, agregó: “Habíamos trabajado muy duro para llegar a esta etapa y el lugar estaba muy lleno. Había gente en los pasillos”.

Al señalar que la Iglesia de San Kyriakos es una de las iglesias más grandes de la diócesis, el obispo coadjutor Thabet Al Mekko de Alqosh dijo a ACN: «Estamos todos muy agradecidos con Aid to the Church in Need por todo el apoyo que han brindado».

El reverendo Basim dijo que esperaba que el trabajo en St Kyriakos se completara en julio, el aniversario de la iglesia, que data de hace muchos siglos pero se renovó en 1944. Irak sigue siendo un país prioritario para ACN. Los proyectos de la organización benéfica están orientados a salvaguardar la presencia de los cristianos del país: los números han sido diezmados, pasando de más de un millón hace 20 años a apenas 150.000 en la actualidad.

Share this Entry

John Pontifex

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")