Papa Francisco visita a niños ucranianos en el Hospital del Vaticano. Foto: Vatican.va

16% de los niños muertos en 6 meses de guerra en Ucrania tenían menos de 5 años

Entre el 24 de febrero y el 10 de agosto, al menos 942 niños murieron o resultaron heridos en Ucrania –una media de cinco niños cada día–, con 356 niños que perdieron la vida y 586 que resultaron heridos.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Kiev, 24.08.2022).- Al menos el 16% de los niños muertos confirmados en Ucrania desde la escalada de la guerra de hace seis meses eran menores de cinco años, ha declarado hoy Save the Children.

Entre el 24 de febrero y el 10 de agosto, al menos 942 niños murieron o resultaron heridos en Ucrania -una media de cinco niños cada día-, con 356 niños que perdieron la vida y 586 que resultaron heridos, según datos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH).

La ONU ha dicho que es probable que el número total de víctimas sea mucho mayor que las verificadas actualmente y que no se conocen las edades exactas de todos los niños víctimas. La mayoría de las víctimas infantiles verificadas se debieron al uso de armas explosivas en zonas urbanas pobladas.

En la antaño bulliciosa ciudad de Kharkiv, los incesantes bombardeos dañaron más de 600 edificios en el primer mes de la guerra, según las autoridades de la ciudad, incluyendo guarderías, escuelas y centros de salud.

Dana, de 29 años, y su hija, Antonina, de 2 años, huyeron de Jarkiv en marzo, en el momento álgido de los bombardeos de la ciudad. Antes de conseguir escapar de la ciudad, se refugiaron en un sótano mientras se oía el sonido de los ataques aéreos en lo alto.

«Oía todas las explosiones y tenía miedo; no podía dormir. Cuando ocurre lo mismo aquí, se asusta y pregunta: ‘Algo ha explotado, mamá. ¿Qué ha explotado?”, dice Dana. «Con una niña de sólo dos años y medio, no puedo explicarle que hay una guerra y que están muriendo niños. Es demasiado pequeña».

En su lugar, le dice a su hija que los estruendos son truenos. Pero esta táctica no funciona con sus sobrinos mayores, que son más conscientes de lo que ocurre.

«Hacen muchas preguntas. Uno de mis sobrinos tiene nueve años y pregunta: «¿Me moriré yo también?». Sus padres se esfuerzan por elegir las palabras adecuadas para darle una respuesta», dice Dana. «Mi sobrina de cinco años pregunta: «Cuando sea mayor, ¿seguiré corriendo hacia el pasillo cuando haya una sirena?». Así que entienden [que esto no es normal]».

Los niños de algunas zonas del país están creciendo en la primera línea de una guerra brutal, ya que las zonas urbanas se utilizan como campos de batalla, lo que provoca muertes y lesiones que cambian la vida, y destruye la infraestructura necesaria para garantizar el acceso a alimentos y agua que salvan vidas.

Millones de niños ucranianos han huido de sus hogares, y se calcula que 3,1 millones de niños viven como refugiados en los países vecinos. Se cree que unos 3 millones de niños están desplazados dentro de Ucrania.

La directora de Save the Children en Ucrania, Sonia Khush, dijo: «Aunque los niños de Ucrania no tienen nada que ver con las causas de la guerra, son los más afectados por ella. Están creciendo con el sonido de las bombas y los bombardeos, y con la visión de sus casas destruidas, sus escuelas dañadas y sus amigos y familiares muertos o heridos».

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")