Creado y amado: Una guía para las escuelas católicas sobre la identidad y el género

Creados y amados: obispos australianos publican guía sobre identidad y género para escuelas católicas

La posición católica es la de apoyar las necesidades de cada individuo en función de sus circunstancias, respetando a la persona y a la comunidad escolar más amplia de alumnos y familias.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Mozambique, 07.09.2022).- La Conferencia Episcopal Australiana ha publicado una guía sobre género e identidad para ayudar a las escuelas católicas a responder a las necesidades sociales y pastorales individuales de los alumnos. “Creado y amado: Una guía para las escuelas católicas sobre la identidad y el género” esboza un enfoque pastoral conformado por el contexto teológico, médico y legislativo en el que operan las escuelas católicas. Los obispos consultaron ampliamente a especialistas en educación, incluidos directores y profesores, pidieron consejo a los padres con hijos que se enfrentan a diversas cuestiones de género, escucharon a bioeticistas y otros expertos en la materia, y a la comunidad eclesial internacional. Los crecientes índices de incongruencia de género en la sociedad australiana se consideran una invitación a reflexionar profundamente sobre el testimonio bíblico y cristiano de la dignidad humana. La guía ofrece principios que pueden ser utilizados por las autoridades educativas católicas para sus propios contextos locales.

«La Iglesia católica y nuestras escuelas parten del principio fundacional de que cada persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios, y es amada por Dios», dijo el arzobispo Peter A Comensoli, presidente de la Comisión Episcopal para la Vida, la Familia y el Compromiso Público. «Ese principio guía este documento, que ofrecemos a nuestras escuelas para apoyarlas a caminar compasivamente junto a cada estudiante que estamos invitados a educar». El Arzobispo Comensoli dijo que “Creado y Amado” se basa en la antropología cristiana, que valora el valor y la dignidad de cada persona, y también ve a cada persona de manera holística, en lugar de definir a esa persona por una sola característica. La directora ejecutiva de la Comisión Nacional de Educación Católica, Jacinta Collins, dijo que la guía será el centro de una sesión con cientos de educadores católicos durante la Conferencia Nacional de Educación Católica que se celebra en Melbourne.

«Esta será la primera de muchas oportunidades para que las autoridades educativas católicas y las escuelas en la formación de líderes y profesores reflexionen sobre cómo pueden responder al género y la identidad con cuidado y sensibilidad», dijo. La Sra. Collins dijo que las comunidades escolares católicas ya gestionan con capacidad las necesidades de los alumnos en este ámbito, pero la guía ofrecerá más consejos que se basan en conocimientos teológicos, psicológicos, médicos y legislativos. «Los recientes comentarios del eminente psicólogo, el profesor Ian Hickie, ponen de relieve el creciente número de profesionales de la medicina que cuestionan el enfoque afirmativo de género y apoyan el enfoque biopsicosocial, que es menos invasivo, holístico y más alineado con la visión católica del mundo», dijo. «Sigue siendo fundamental que nuestras escuelas católicas puedan hablar de las enseñanzas de la Iglesia sobre estas cuestiones de una manera informada, respaldada por los principios de respeto y dignidad humana». «Las escuelas católicas son comunidades pastorales únicas, pero es vital que la visión católica de la persona en su totalidad informe nuestra comprensión. Creado y amado esboza una base sólida para ese enfoque».

El arzobispo Comensoli dijo que los líderes de las escuelas católicas están bien situados para responder a las necesidades pastorales de manera informada y sensata, libres de la política y la división que a veces se ve en la comunidad en general.

La posición católica es la de apoyar las necesidades de cada individuo en función de sus circunstancias, respetando a la persona y a la comunidad escolar más amplia de alumnos y familias.

«Las escuelas católicas son hermosas comunidades de encuentro con Jesús resucitado, que nos ama incondicionalmente y nos desafía a crecer en nuestra sabiduría y comprensión», dijo el arzobispo Comensoli. Dijo que la guía se basará en el compromiso y la formación que las autoridades educativas están llevando a cabo mientras desarrollan directrices prácticas locales. «Se revisará con el tiempo y la guía evolucionará», dijo el arzobispo Comensoli.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación