Foto de Jerusalém

Los derechos de las iglesias en Jerusalén están amenazados, dice rey de Jordania ante Naciones Unidas

El rey es el custodio de los Santos Lugares (cristianos) y también de la mezquita musulmana

Share this Entry

Por: Tim Daniels

 

(ZENIT Noticias / Nueva York, 20.09.2022).- En su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el rey de Jordania, Abdullah II, advirtió que socavar el status quo de Jerusalén puede desencadenar un conflicto mundial: «El futuro de Jerusalén es una preocupación urgente. La ciudad es sagrada para miles de millones de musulmanes, cristianos y judíos de todo el mundo. Socavar el status quo legal e histórico de Jerusalén desencadena tensiones globales y profundiza las divisiones religiosas».

El rey es el custodio de los Santos Lugares (cristianos) y también de la mezquita musulmana. Activistas han hecho notar que los judíos están visitando en números cada vez mayores la explanada de la mezquita, lo cual los musulmanes ven como amenaza.

De ahí que en su discurso el rey jordano también haya dicho: «La ciudad santa no debe ser un lugar para el odio y la división y, como custodios de los lugares sagrados y musulmanes de Jerusalén, estamos comprometidos a proteger el status quo histórico y legal y su seguridad y futuro». Y añadió a favor de la comunidad cristiana: «Como líder musulmán, permítanme decir claramente que estamos comprometidos con la defensa de los derechos, la herencia preciosa del pueblo cristiano para nuestra región. En ninguna parte es eso más importante que en Jerusalén. Hoy, el cristianismo en la ciudad santa está bajo fuego. Los derechos de las iglesias en Jerusalén están amenazados. Esto no puede continuar».

Finalmente, el rey Abdullah II agregó que «La paz sigue siendo esquiva. Ni la guerra ni la diplomacia han tenido la respuesta a esta tragedia histórica. Es el pueblo mismo, no la política y los políticos, quien tendrá que unirse y presionar a sus líderes para que resuelvan esto. ¿Cómo sería nuestro mundo ahora si el conflicto se hubiera resuelto hace mucho tiempo? ¿Si nunca se hubieran levantado muros y en su lugar se hubiera permitido a la gente construir puentes de cooperación?». Y cuestionó: «¿cuántas generaciones de jóvenes podrían haber crecido en el optimismo de la paz y el progreso?».

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")