Doctor José María Villalón

Médico del Atlético de Madrid consultado para curar rodilla del Papa

Según declaraciones del doctor Villalón a la cadena COPE: “Tanto desde la Conferencia Episcopal como de la Nunciatura del Vaticano en España nos solicitaron a un grupo de especialistas si podíamos ayudar al Papa, por la situación que está atravesando.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Madrid, 21.11.2022).- Aunque ya se va haciendo costumbre ver al Papa en una silla de ruedas o apoyado en un bastón, en el Vaticano esa estampa no es el ideal a mantener. Sobre todo porque refleja una verdad: que el Papa no está bien.

La búsqueda de soluciones está activa. Aunque públicamente no se dé a conocer. Uno de esos ejemplos es el doctor José María Villalón, jefe de los servicios médicos del Atlético de Madrid y quien goza de muy buena reputación en el ámbito de la traumatología. Uno de sus nuevos pacientes será nada menos que el Papa Francisco. Y la razón de la consulta es el problema que el Pontífice mantiene en la rodilla.

Según declaraciones del doctor Villalón a la cadena COPE: “Tanto desde la Conferencia Episcopal como de la Nunciatura del Vaticano en España nos solicitaron a un grupo de especialistas si podíamos ayudar al Papa, por la situación que está atravesando. Le vemos en silla de ruedas, y a ver si podemos ayudarte para que tenga una mejora de su movilidad y frenar su proceso artrósico».

El doctor Villalón cree que el mal que el Papa tiene en la rodilla le está afectando a otras partes del cuerpo: «Es un proceso artrósico que afecta a varias articulaciones: a veces se empieza por una articulación con artrosis y otras articulares se deterioran porque se cargan más de la cuenta. Y está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor». También dijo que las intervenciones quirúrgicas quedan descartadas pues el Papa es “muy tozudo en el sentido de que hay propuestas quirúrgicas que no quiere. Hay que ofrecerle tratamientos más conservadores para que esté de acuerdo».

Sobre la experiencia personal del médico con el Papa, el primero confirmó que ha sentido un poco de nervios pues “es una responsabilidad de una figura mundial que tiene que estar en forma. Tenemos el hándicap de que no es un paciente normal por su gran actividad. Posiblemente el Papa lo tenga más difícil por su agenda tan complicada, pero soy optimista, al Papa se le puede ayudar, él nos ayuda a nosotros en todo lo demás, pero vamos a poder al menos asesorar a los médicos que estamos en el día a día con él».

Share this Entry

Covadonga Asturias

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")