Amnistía para jóvenes que cometieron delitos. Foto: Archivo

Portugal declara amnistía para jóvenes por la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa

Print Friendly, PDF & Email

La amnistía se aplicará a delitos realizados hasta el 19 de junio de 2023 por jóvenes entre 16 y 30 años de edad. La Iglesia Católica considera positiva la aprobación del indulto.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Lisboa, 24.06.2023).- El Gobierno de Portugal aprobó un proyecto de ley para el perdón de penas y amnistía para jóvenes de entre 16 y 30 años, cometidas hasta el 19 de junio de 2023. No se aplica a delitos graves como homicidio, violencia doméstica, malos tratos, ofensa a la integridad física grave o cualificada, mutilación genital femenina, matrimonio forzado, secuestro o delitos contra la libertad y autodeterminación sexual, extorsión, discriminación e incitación al odio o a la violencia, tráfico de influencias, blanqueo o corrupción. La norma es un apoyo a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa el próximo agosto.

Solo queda la aprobación del Parlamento para esta amnistía, que busca respaldar la visita del Papa Francisco, «cuyo testimonio de vida y de Pontificado está fuertemente marcado por la exhortación de la reinserción social de las personas en conflicto con la ley penal».

La propuesta se dirige a infracciones con multas de hasta mil euros y de penas de prisión hasta un año o 120 días de multa. Incluye perdón de un año a todas las penas de prisión hasta los ocho años. La declaración del Consejo de Ministros ve la presencia del Papa Francisco en Portugal para la Jornada Mundial de la Juventud como un testimonio de vida por su compromiso con los jóvenes y con la misericordia.

El coordinador de la Pastoral Penitenciaria de Portugal de la Iglesia católica, padre José Luís Costa, considera que «el anuncio del perdón encaja con la percepción como signo de gran buena voluntad que debe reflejarse en otras realidades, y hará que la vida de algunos de nuestros jóvenes presos sea menos pesada y con más gusto por la esperanza».

También destaca que en Portugal hay «sensibilidad por parte de la sociedad en esperanza». El encuentro con el Papa con los jóvenes y la sociedad portuguesa de agosto en Lisboa «no sólo toca el corazón de la Iglesia más comprometida, sino de toda la sociedad». «Es un signo de esperanza, de misión, que también tiene un fuerte reflejo en la comunidad penitenciaria».

La Iglesia católica ha preparado la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa y la visita del Papa Francisco en proyectos más visibles. Ha construido 150 confesionarios que se instalarán en el Parque del Perdón. Estos confesionarios han sido construidos por los internos de las prisiones de Paços de Ferreira, Oporto y Coimbra. También se han llevado los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud, que son la cruz y una imagen mariana, a algunas cárceles, en forma de peregrinación por las diócesis portuguesas.

«Logramos tener esta disponibilidad que pasa por las capellanías y los equipos de asistencia religiosa en las cárceles para asistir con una palabra a los equipos que están preparando la Jornada Mundial de la Juventud con los presos. Y se ha estado llevando a cabo involucrando a unos cientos de reclusos».

«Es nuestra voluntad que los presos no se queden fuera por estar en el ambiente penitenciario. También nos interesamos por los trabajadores, empleados y familias relacionadas con los presos, los cuales deben ser parte de este gran movimiento de esperanza que es la Jornada Mundial de la Juventud».

Esta jornada y la visita del Papa se celebrarán en Lisboa y alrededores del 1 y al 6 de agosto. Se prevé la asistencia de un millón de personas según estimaciones.

Share this Entry

Rafael Llanes

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }