Glenda Hernández, más conocida como la ‘Hermana Glenda’, es uno de los principales rostros del movimiento católico Foto: PABLO HERTFELDER GARCIA-CONDE

¿Qué ha sido de la hermana Glenda? Entre psicología, conciertos y una entrevista a ZENIT

La Hermana Glenda fue religiosa de la Congregación de las Religiosas de la Consolación, pasando por Chile, Argentina y España, hasta su salida en el año 2008 cuando se incorpora al ‘Ordo Virginum’, dependiendo del obispado de Terrassa (Barcelona).

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Barcelona, 21.01.2024).- En España el 45,5% de los jóvenes de entre 18 y 28 años han dejado de profesar su fe porque consideran que la Iglesia está anticuada o es aburrida. Sin embargo, la Iglesia sigue buscando cómo atraer a los jóvenes mediante grupos e iniciativas: la nueva evangelización es uno de los proyectos más apasionantes de la Iglesia Católica: música, películas y actividades culturales son parte de ella.

Glenda Hernández, más conocida como la ‘Hermana Glenda’, es uno de los principales rostros del movimiento católico que más han suscitado interés y resonancia pública por su compromiso con la música y la Nueva Evangelización. Es de hecho una referente a nivel internacional. Desde 1998 ha dedicado su vida a la enseñanza, la composición de canciones y la vida apostólica con un único fin: evangelizar.

La Hermana Glenda fue religiosa de la Congregación de las Religiosas de la Consolación, pasando por Chile, Argentina y España, hasta su salida en el año 2008 cuando se incorpora al ‘Ordo Virginum’, dependiendo del obispado de Terrassa (Barcelona). Consagrada como Virgen, en la actualidad conjuga la música y la oración allí donde le invitan y donde el obispado le indica que debe de ir.

Desde ZENIT nos pusimos en contacto con Glenda Hernández para conocer al detalle la vida de esta mujer consagrada y especialista en psicología y teología.

Pregunta: ¿En qué consiste su labor en la actualidad? ¿Qué ha sido de la Hermana Glenda? 

 Respuesta: ¡Llevo ya más de 34 años de vida consagrada! Como bien has dicho, estuve 19 años como religiosa de la comunidad de religiosas de la Consolación, dedicándome a la enseñanza. Justamente en Catalunya es donde se inició esta congregación, a la que tanto he querido y quiero, y por eso estoy aquí: para estar cerca de ellas. Estuve en Salamanca estudiando la carrera de psicología y en 2008 decidí dar el paso de dejar esta congregación y hacerme ‘virgen consagrada’ en la diócesis de Terrassa (donde resido hasta el día de hoy). Ahora estoy enfocada en dar sostenimiento tanto en psicología, espiritualidad y fe junto con la música, por supuesto. ¡Tenemos que dar la Buena Noticia con palabras actuales!

Pregunta: ¿Cómo se adaptan los nuevos tiempos a la Evangelización? ¿O es la Evangelización la que se adapta a los nuevos tiempos?

Respuesta: El ejemplo es claro, Pablo. Así como se ha cambiado la forma de dar las noticias, también se debe cambiar la forma de llevar el mensaje de Cristo al mundo. Para mí es la adaptación del cristiano a poder dar esta buena noticia en el día de hoy con la cultura y la lengua de cada persona y nación.

Pregunta: ¿Estamos inmersos en una sociedad que no quiere a Dios? ¿A qué se debe esta falta?

Respuesta: Una sociedad que no quiere a Dios de boca. En psicología tenemos una visión que es cuando la persona está alineada. Por ejemplo una persona te puede decir que está bien y con el cuerpo pasa a la cabeza. Por ejemplo: en Catalunya la gente, por lo que veo, busca la paz, la gente quiere a Dios pero lo llaman de otra forma.

Decía San Juan de la Cruz que este Dios que se ha hecho carne, se adapta. Por lo tanto, Dios sigue viniendo a nuestras vidas porque Él es el Camino la Verdad y la Vida. El mundo si quiere a Dios aunque aún no lo saben.

Pregunta: Asistimos a tiempos convulsos para la Iglesia, nuevos cambios que parecen poner en cuestión el futuro de la Iglesia Tradicional tal y como la conocemos hoy. ¿Esto es así?

Respuesta: Agradezco muchísimo haber estudiado historia de la Iglesia, porque tengo la respuesta a esta pregunta: después de estos dos mil años recordarás que el único pecado que existía era la apostasía y tenías que hacer una confesión pública o te mandaban a una peregrinación a Santiago de Compostela o Jerusalén. Imagínate el shock cuando dijeron que la confesión era mejor hacerla “face to face” y así empezó el movimiento del monacato haciendo estas confesiones con dirección espiritual. Imagínate además cuando yo estudié teología en Roma en la Universidad Gregoriana, las monjitas estaban fascinadas de que pudiésemos las mujeres estudiar y participar dando la comunión.

Considero que estamos vivos, me encanta que haya cambios, son buenos y necesarios, por ejemplo antes defendíamos la Verdad ante todo y por ello surge la inquisición y ahora hemos avanzado defendiendo la caridad.

Siempre fieles a la verdadera tradición que no es otra sino “amaos los unos a los otros como yo os he amado y así os reconocerán”.

Pregunta: Despliegas una intensa trayectoria tanto de conciertos como talleres o conferencias: ¿dónde va destinado el dinero que se recauda?

Respuesta: Esta pregunta es muy buena Pablo, sobre todo porque creo que si es necesaria la transparencia en este tema: nosotros tenemos una logística de dar recursos a las parroquias, sobre todo quienes promueven estos eventos en los que participo, en especial en Estados Unidos, sabéis que la Iglesia no se sostiene como en España marcando la X en la casilla de la renta. La Iglesia en América tiene que buscarse las castañas, los sacerdotes organizan muchos eventos y el 50% de los recursos obtenidos se reparten en la parroquia y el otro 50% queda para la fundación ‘Consuelen’, desde la que organizo mi labor cubriendo los gastos que conllevan mi desplazamiento y el de mi equipo, las comidas y aviones así como los hoteles. Por supuesto que lo que queda se reparte en fomentar la Evangelización. Por ejemplo, hemos estado dando becas años atrás a estudiantes y apoyábamos comedores sociales (hasta antes de la pandemia, ahora se retomará).

Pregunta: ¿Continuará Glenda desplegando una intensa labor? ¿Volveremos a verla sobre un escenario o gira internacional?

Respuesta: La verdad es que hasta antes de la pandemia, pasaba gran parte de mi tiempo fuera de España con giras. Durante y después de la pandemia tuve que retomar de manera más entregada y activa mi labor como psicóloga, llenando mi consulta de manera constante, llevando una cantidad de procesos de apoyo a personas con problemas tras la pandemia. ¡De hecho hace poco me he sacado el máster en coaching en la Universidad de Barcelona!

Ahora con 53 años si tengo pensado volver a los escenarios, estoy proyectando volver, pero quizás ya no con esa intensidad, ahora haciendo un mix entre psicología y música sin desviar mi acompañamiento a personas que atiendo como psicóloga.

Pregunta: ¿Cómo puede un laico joven emprender un camino de santificación en estos tiempos? ¿Algún mensaje para aquellos que se plantean la vocación religiosa o matrimonial?

Respuesta: Me reconozco una ferviente admiradora de san Agustín y considero que como él decía, se debe escuchar más al corazón.

Recuerdo perfectamente que en medio de la dictadura de Pinochet yo buscaba respuestas al sentido de la vida y en una conferencia de un sacerdote a la que me invitaron, nos dijo una frase que marcaría mi vida para siempre: “Los deseos del corazón son presagios de Dios al alma, Dios te hará desear lo que a ti te quiera regalar”, es importante la escucha del deseo del corazón, es importante el discernimiento como decía San Pablo.

Yo por ejemplo soy de quizás las órdenes más antiguas, el ‘Ordo Virginum’ que no obliga una vestimenta. Hace unos meses he participado de un encuentro de multitud de consagradas de esta orden y algunas vestíamos hábito y otras no. Esta orden es única, la mujer decide cómo desea vivir su ministerio a su modo.

El truco para entender una vocación es quizás escuchar al corazón y seguir los deseos del corazón, esto hará que tu vida sea maravillosa y llena en plenitud.

Pregunta: Cada vez se persigue más a los católicos y se pretende coartar la libertad religiosa en la vía pública: sin embargo, hay varios grupos de jóvenes y personas más mayores que rezan el Rosario ante las clínicas del aborto en España y frente a otros lugares públicos, ¿apoya estas acciones? ¿Qué mensaje traslada a estas personas?

Respuesta: Lamentablemente se está perdiendo la tolerancia. Nosotros tenemos muchas veces que tolerar cosas que nos desagradan terriblemente, pero por desgracia la sociedad se ha vuelto intolerante con lo que tenga que ver con lo cristiano. Es más fácil hablar de yoga o de terapias con tambores chinos. Yo tuve la oportunidad maravillosa de participar en Salamanca de la oración del Rosario frente a una clínica abortista donde pude compartir mi música y es muy respetable para mí que se hagan estas acciones, sin embargo, también considero que se debe respetar a quien no le gusta.

Tenemos que volver a la adultez del cristianismo, es decir discernir cuando debemos amar mejor y cómo hacerlo, tratando a la gente como adultos y sobre todo examinando nuestras acciones.

Conclusión: Muchísimas gracias Glenda por tu cariño, trabajo y dedicación. Gracias de manera especial por habernos atendido y esclarecer tantas dudas que nos quedan resueltas.

Respuesta: Muchísimas gracias a vosotros por acompañarme en estos 34 años de ministerio que llevo. Gracias a todos aquellos que rezan por mi, gracias por el cariño, el apoyo y la cercanía siempre. Mi mensaje es de agradecimiento. Les animo a seguir haciendo la labor tan maravillosa que realizan en ZENIT, son luz para el mundo.

 

Share this Entry

Pablo Hertfelder Garcia-Conde

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")