John Nienstedt dejó su cargo en 2015 Foto: Star Tribune

Obispo estadounidense pide a Roma que aclare acusaciones en su contra

El obispo de Minneapolis declaró el 5 de enero a la prensa que el Dicasterio para la Doctrina de la Fe concluyó que John Nienstedt, arzobispo dimisionario de St. Paul y Minneápolis, cometió actos «imprudentes» según las normas de Vos estis lux mundi, pero sin violar el derecho canónico. El obispo Nienstedt recibió, por tanto, acusaciones «infundadas».

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Minnesota, 22.01.2024).- A pesar de la exoneración, la diócesis también anunció que el Papa Francisco tiene prohibido a Nienstedt ocupar cargos eclesiales en la provincia, que abarca los estados de Minnesota, Dakota del Norte y Dakota del Sur. Tampoco podrá residir en el territorio diocesano.

Nienstedt fue arzobispo de Minneapolis de 2008 hasta la renuncia en 2015. En 2013 fue acusado de encubrir acusaciones contra un sacerdote, el cual fue condenado por abusar sexualmente de niños. Se acusó al arzobispo Nienstedt de encubrir el caso. Sin embargo, la declaración de la diócesis no dio detalles sobre los «actos imprudentes» que se le achacan.

En julio de 2014, Nienstedt fue acusado de mantener relaciones con clérigos y candidatos adultos al sacerdocio. Según la agencia de noticias AP, también habría invitado a dos menores a una habitación de hotel, durante la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia en 2005. Nienstedt siempre negó las acusaciones pero fue de los primeros obispos estadounidenses en renunciar por acusaciones de este género.

Nienstedt declaró el 5 de enero a The Pillar que desea averiguar las “acciones imprudentes” que se le señalan. “Recientemente me informaron que la (la investigación) por parte de los Dicasterios para los Obispos y para la Doctrina de la Fe ha concluido y que la Santa Sede determinó que las pruebas disponibles no respaldaban la conclusión de que yo había cometido algún delito canónico y consideró infundadas las acusaciones en mi contra (…). He pedido a la Santa Sede, a través de mi abogado canónico, que aclare las acciones ‘imprudentes’ que supuestamente cometí mientras estaba en Minnesota”.

Nienstedt es el primer obispo estadounidense al que se le han impuesto públicamente prohibiciones sobre su ministerio tras una investigación bajo las normas de Vos estis lux mundi. El arzobispo dejó su cargo en 2015 tras una serie de acusaciones de no abordar adecuadamente los casos de abuso sexual clerical por parte de sacerdotes de la archidiócesis.

En su comunicado, Nienstedt acepta respetar las restricciones recibidas y comentó que, al estar jubilado, su ministerio será limitado. “Ahora estoy jubilado, por lo que mi servicio seguirá siendo limitado. Lamento cualquier dolor que alguien haya sufrido debido a las acusaciones en mi contra, y pido sus oraciones”.

 

Share this Entry

Enrique Villegas

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")