Los católicos latinos componen 43% de la población estadounidense Foto: El Pueblo Católico

El futuro de la Iglesia católica en Estados Unidos pasa por la comunidad hispana

Los latinos representan el 40% de los católicos de Estados Unidos y son mayoría entre quienes profesan la religión en edad escolar. Pero no están bien representados en las escuelas católicas y en el sacerdocio: los alumnos de escuelas católicas son 19% y solo hay 3% de los sacerdotes latinos en el país.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Los Ángeles, 31.01.2024).- Los católicos latinos componen 43% de la población estadounidense. Y también son el aire nuevo de la Iglesia americana. El futuro de la religión católica depende de ellos, según expertos.

Los latinos representan el 40% de los católicos de Estados Unidos y son mayoría entre quienes profesan la religión en edad escolar. Pero no están bien representados en las escuelas católicas y en el sacerdocio: los alumnos de escuelas católicas son 19% y solo hay 3% de los sacerdotes latinos en el país.

“El futuro demográfico de los Estados Unidos, a nivel del catolicismo, está básicamente en manos de la comunidad hispana”, declaró el Dr. Hosffman Ospino, teólogo y director del Departamento de Educación Religiosa y Ministerio Pastoral de la Escuela de Teología y Ministerio del Boston College, en entrevista a The Epoch Times. El promedio de edad es 29 años, dos terceras partes de la población hispana nació en Estados Unidos y casi la mitad es inmigrante: 60% de los católicos menores de edad son hispanos.

En Boston College investigan desde hace veinte años “la realidad católica hispana en los Estados Unidos y cómo los católicos latinos estamos transformando el catolicismo en este país”. Han notado el proceso de transformación cultural y demográfica del catolicismo a nivel nacional, donde “los hispanos no necesitamos que nos acojan, sino que construimos la iglesia con estos números tan grandes que tenemos”.

Michael Kueber, sacerdote de la arquidiócesis de Portland, en Oregon, encargado del Ministerio Hispano, observa que “los obispos, sacerdotes, diáconos y catequistas de origen anglo no se sienten preparados para atender pastoralmente a los latinos en Estados Unidos”. En su libro “Preaching to Latinos”, sugiere medios a “los encargados de pastoral para entender la cultura hispana y poder ejercer el cuidado pastoral”.

Los inmigrantes de primera generación quieren transmitir sus tradiciones a las siguientes generaciones, los cuales toman actitudes seculares, por ejemplo de indiferencia, a la fe católica. Los líderes de la Iglesia sugieren cambios en la pedagogía escolar y en los programas de la catequesis parroquial según Kueber.

Hosffman Ospino considera que el crecimiento de la comunidad latina demanda más liderazgo de los latinos en la Iglesia. Descubre su mayor presencia en el ámbito político, los negocios, el comercio y la educación, y sugiere que “ahora la clave es cómo entre todos nos ayudamos a construir comunidades de fe, cómo entre todos nos ayudamos a sostener nuestra identidad católica, formándonos, ayudándonos, apoyando líderes y, en última instancia, reconociendo que, en gran parte, el futuro del catolicismo en los Estados Unidos va a depender de la inversión que hagamos en la comunidad hispana”.

El arzobispo José H. Gómez, arzobispo de la arquidiócesis de Los Ángeles, expresó a Zenit desde hace tiempo su convicción de que el catolicismo hispano está fecundando la cultura de los Estados Unidos: “La presencia de los hispanos en Estados Unidos es un hecho de gran valor para la cultura. De alguna manera, los valores que traen los inmigrantes, están haciendo que la cultura norteamericana vuelva a sus raíces cristianas. Son valores muy básicos, de un catolicismo profundo, donde la fe, la familia, las manifestaciones de piedad, todo sea parte de nuestra vida diaria”.

Los desafíos de políticas e ideologías opuestas a las convicciones espirituales de los católicos, comenta Hosffman Ospino, hacen que “toda época de la historia tiene momentos donde hay líderes que apoyan los distintos movimientos religiosos. Y hay momentos de la historia en donde algunos líderes no los apoyan. Necesitamos saber articular nuestras convicciones de una manera respetuosa y, al mismo tiempo, exigir respeto de parte de otras organizaciones y de parte de los líderes”.

La difusión de visiones contrarias a la fe católica demanda preparación en los creyentes para afirmar sus convicciones en medio de un ambiente plural. El Boston College desarrolla una iniciativa para impulsar el liderazgo hispano entre los católicos llamada Nuevo Momento, que brinda apoyo financiero y formativo a una docena de organizaciones y universidades católicas.

Share this Entry

Rafael Manuel Tovar

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")