Mikah Suleiman fue liberado la noche del domingo 7 de julio después de más de dos semanas en cautiverio

Mikah Suleiman fue liberado la noche del domingo 7 de julio después de más de dos semanas en cautiverio Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Nigeria: tras dos semanas secuestrado, liberan a sacerdote católico

Print Friendly, PDF & Email

El párroco de la iglesia católica de San Raymond, en Damba, estado de Zamfara, había sido secuestrado en su presbiterio en la diócesis de Sokoto, al noroeste de Nigeria, en las primeras horas del sábado 22 de junio.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Damba, Nigeria, 10.07.2024).- El sacerdote nigeriano Mikah Suleiman fue liberado la noche del domingo 7 de julio después de más de dos semanas en cautiverio.

El párroco de la iglesia católica de San Raymond, en Damba, estado de Zamfara, había sido secuestrado en su presbiterio en la diócesis de Sokoto, al noroeste de Nigeria, en las primeras horas del sábado 22 de junio.

En los días siguientes, aumentaron los temores por su seguridad, especialmente después de que se difundiera un vídeo en el que el sacerdote cautivo advertía sobre amenazas de muerte.

Al anunciar su liberación, el obispo Matthew Kukah de Sokoto agradeció a la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) por orar por la seguridad del padre Suleiman: “Muchas gracias [a] toda la familia de ACN. Su amor y apoyo significan mucho”.

En un mensaje de vídeo compartido ayer en Facebook, el padre Suleiman afirmó que gozaba de buena salud y añadió: “Quiero agradecerles por sus oraciones y su apoyo para mi rescate: “Por la gracia de Dios, estoy fuera del alcance de los bandidos. Muchas gracias.»

El director de comunicaciones de la diócesis de Sokoto, el padre Pascal Salifu, dijo: «Extendemos nuestro más sincero agradecimiento a Dios por su protección y a todos los que ofrecieron oraciones y apoyo durante este momento difícil».

Y añadió: «Nuestro agradecimiento también va a las autoridades y a todos los implicados en conseguir la liberación del padre Mikah».

Hace unos 10 días se publicó un mensaje en vídeo en el que el padre Suleiman afirmaba: “[Los bandidos] me dijeron que matar a una persona no les resulta difícil”. Y añadió: “Por favor, salva mi vida en el nombre de Dios. Mírame la cabeza, mira mis piernas. Me ataron a una [cuerda] y soy el único en este lugar. Normalmente, si secuestran a alguien no pierden el tiempo”.

 Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través de este enlace.

 

Share this Entry

John Pontifex

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }