Dona ahora!
Francisco con los obispos de Chile © Vatican Media

Francisco con los obispos de Chile © Vatican Media

Chile: Mons. Ramos narra la conversación “franca” y “abierta” de los obispos

En la Asamblea Plenaria Extraordinaria

(ZENIT – 7 agosto 2018).- “A veces –escribieron los obispos de Chile al término de la CVI Asamblea Plenaria Extraordinaria— no reaccionamos a tiempo ante los dolorosos abusos sexuales, de poder y de autoridad y, por ello, pedimos perdón en primer lugar a las víctimas y sobrevivientes”.

Mons. Fernando Ramos, Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, narra en una entrevista concedida a ‘Vatican News’ que los obispos tuvieron ocasión en esta Asamblea, celebrada del 30 de julio y el 3 de agosto, de mantener una conversación “muy franca, muy abierta, en la que cada uno pudo contar su experiencia, lo que ha vivido en los últimos meses”, que han sido “muy intensos a nivel eclesial desde que nos reunimos con el Santo Padre en Roma”.

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile reconocieron humildemente “que hemos fallado a nuestro deber de pastores al no escuchar, creer, atender o acompañar a las víctimas de graves pecados e injusticias cometidas por sacerdotes y religiosos”, y publicaron una Declaración, Decisiones y Compromisos adoptados en la Asamblea, el 3 de agosto de 2018.

Enriquecer la reflexión

La Asamblea Plenaria Extraordinaria de todos los obispos de Chile estuvo dividida en dos momentos: El primero del lunes al miércoles –indica el Secretario General– en que estuvieron reunidos todos los obispos sólo entre ellos.

Luego se incorporaron los vicarios pastorales de las diócesis de Chile y otros laicos y personas que colaboran pastoralmente “para poder enriquecer la reflexión sobre lo que tenemos que hacer de ahora en adelante con la ayuda de ellos”, narra Mons. Fernando Ramos, Obispo Auxiliar de Santiago y Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua.

“Fue desde ese punto de vista un momento muy importante de tomarle el peso a la crisis que estamos viviendo como Iglesia relacionada con el tema de los abusos y de cómo podemos enfrentarla para ir solucionando estas situaciones”.

Investigaciones hechas públicas

Asimismo, el prelado chileno Mons. Ramos cuenta a ‘Vatican News’ que en el último tiempo efectivamente “todas las investigaciones previas que tienen que ver con abusos sexuales a menores de edad o presuntos abusos sexuales se están haciendo públicas, y queremos establecerlo como principio”.

También se están haciendo conversaciones para llegar a un acuerdo con la Fiscalía nacional y establecer un criterio “que nos deje conforme a nosotros como Iglesia y a la fiscalía también como institución del Estado de Chile” –explica Mons. Fernando Ramos– para poder proveer la información necesaria y en tiempo oportuno cuando nos veamos presuntamente enfrentados a este tipo de delitos.

“Doloroso para todos”

El Obispo Auxiliar de Santiago de Chile ha expresado que este momento que hemos vivido como Iglesia “ha sido muy doloroso para muchos, para todos, no sólo para los obispos, también para los sacerdotes y muchos laicos que generosamente prestan voluntariamente su tiempo para colaborar en la evangelización”.

Mons. Fernando Ramos ha matizado que la gran mayoría de los sacerdotes, los laicos, religiosos y religiosas no están, ciertamente, involucrados en este tipo de situaciones, pero, por el hecho de ser sacerdotes o por estar ayudando y colaborando con la Iglesia “han sentido y experimentado muchas veces el desprecio, la crítica, la descalificación de otras personas, y se sienten un poco abatidos muchos de ellos por esa situación y también por la situación en sí misma, que es reprobable y que a todos nos deja perplejos de que ocurra dentro de la Iglesia y profundamente entristecidos”.

Por lo que esto es una “palabra de apoyo” –ha dicho– para este gran mundo de personas, de agentes pastorales que “con gran generosidad entrega y amor por el Reino hacen lo suyo para alentarlos a seguir trabajando por este camino”.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación