Dona ahora!

El Camino Neocatecumenal mostrará su forma de evangelizar a sacerdotes ortodoxos rusos

Acuerdo de sus iniciadores con el patriarcado de Moscú

MOSCÚ, domingo, 22 octubre 2006 (ZENIT.org).- Según un acuerdo alcanzado con la Iglesia rusa ortodoxa, el Camino Neocatecumenal enseñará y capacitará a sacerdotes ortodoxos en el proceso de evangelización que sigue esta nueva realidad eclesial.

Así lo han revelado a Zenit Kiko Arguëllo y el padre Mario Pezzi, iniciadores y responsables de este movimiento, quienes junto con Carmen Hernández, se reunieron el pasado jueves 19 con el metropolita de Smolensk y Kaliningrad, Kirill, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado, para convenir dicha colaboración.

A decir de Kiko, durante el encuentro se presentó al metropolita lo que es el Camino Neocatecumenal desde sus concepciones más básicas, llegándose a un acuerdo que incluirá, en una primera etapa, la enseñanza de los principios de evangelización del Camino Neocatecumenal y, en una segunda, la capacitación de sacerdotes ortodoxos.

«Nosotros, no pretendemos de ninguna manera hacer proselitismo», aclaró el padre Pezzi. «El metropolita Kirill y la delegación ortodoxa que le acompañaba nos han acogido de una manera muy cordial y estaban al tanto de que habíamos informado de nuestra visita al cardenal Walter Kasper», presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

La iniciativa de traer los métodos y principios de evangelización que sigue el Camino Neocatecumenal a la Iglesia rusa ortodoxa nació dentro del mismo movimiento y ha sido un proceso de varios años que se ve cristalizado con el acuerdo alcanzado con la Iglesia ortodoxa.

«En nuestro encuentro con el metropolita Kirill le hemos explicado que el Camino pretende que la fe de la gente crezca para que se produzca en ella un cambio y pueda entonces amar. Nosotros hemos venido a Rusia a mostrar nuestro amor», manifestó Kiko Arguëllo.

«En Europa –prosiguió–, los hombres están abandonando a Cristo y la sociedad está cada vez más penetrada del individualismo donde lo importante es la satisfacción del “ego”, el placer de nuestro “yo”. Queda poca gente en las iglesias. Por ello, Dios prepara una nueva evangelización y la Iglesia rusa ortodoxa sabe que hay que trabajar en una forma distinta de catequizar».

«Rusia, al igual que Europa, necesita de Cristo. Aquí hay millones de personas que son alcohólicas o se suicidan porque no le conocen. Hay que anunciar el evangelio y, evangelizar, es sacar al hombre de la situación que lo destruye», explicó.

Durante la reunión que tuvieron además en la Catedral de Moscú, el viernes 20 por la noche, Kiko, Mario y Carmen agradecieron a las casi 250 personas de las comunidades neocatecumenales de Rusia y Estonia que se reunieron con motivo de su visita, la formación y el apoyo de los grupos.

Con cantos en español y en ruso dedicados a Dios y a la Virgen María, inspiradora del Camino, las comunidades de Moscú, San Petersburgo, Volgogrado y Estonia, compartieron con Kiko, Mario y Carmen momentos de conversación y oración.

Asimismo, como signo de gratitud, los tres líderes fueron recibidos en la Catedral con el símbolo de hospitalidad rusa: sal y una hogaza de pan.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación