Dona ahora!

Eucaristía final del Congreso de Laicos 2020 © Diócesis de Córdoba

España: Finaliza el Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”

Misa presidida por el Card. Blázquez

(zenit – 17 feb. 2020).- Del 14 al 16 de febrero de 2020 en el pabellón de Cristal de la Casa de la Casa de Campo de Madrid, España, el Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”.

Este evento reunió más de 2.000 personas de parroquias, movimientos, asociaciones y congregaciones que trabajan en el ámbito de las diócesis de toda España, acompañadas por 70 obispos.

El Congreso se desarrolló en torno a ponencias, testimonios, experiencias, eventos culturales, momentos de oración y un proyecto con fin solidario. El pasado domingo 16 de febrero fue clausurado con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Homilía del cardenal Blázquez

En su homilía, Mons. Blázquez envió un mensaje inicial: “Somos enviados pero elegidos por Jesús. Él se fía de nosotros y nos confía el ministerio. No somos espontáneos, somos elegidos, llamados y enviados” y destacó las palabras de San Pablo: “Cristo se fía de mí y me confió este ministerio y sé de quién me he fiado”.

El prelado también resaltó que la fe en Dios es fecunda en buenas obras: “La adoración de Dios conduce al servicio de los hombres. El encuentro con Dios nos impulsa a ayudar a los demás. La acogida del Padre Dios revelado en Jesucristo es fundamento de fraternidad”.

Gratitud, misión y esperanza

Igualmente, el cardenal Blázquez señaló que el eje central de la sociedad es el matrimonio y la familia expresando: “No podemos olvidar que de la familia unida y saludable depende la salud ética de la sociedad”. Y añadió que la educación de los hijos depende del hogar porque este es el lugar dónde se aprenden las “grandes lecciones para la vida”.

El presidente de la CEE concluyó su homilía subrayando que “estamos probablemente, en el comienzo de una etapa preciosa y esperanzadora para nuestras Iglesias” y deseando que “la gratitud, misión y esperanza sean tres palabras que diariamente en nuestra vida nos vayan nombrando las realidades fundamentales”.

Ponencia final

En el último día del Congreso también se presentó el libro Magisterio de la Iglesia sobre el apostolado seglar. Del Vaticano II hasta nuestros días, a cargo de Luis Manuel Romero, director de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. Sobre el mismo, Romero indicó que “no solo muestra todos estos textos sino que se acompaña de una guía de lectura” y “servirá para ampliar el dialogo que abre el Congreso”.

Igualmente, tuvo lugar la ponencia final, un texto que fue terminado a lo largo de la noche anterior, a partir del trabajo de los congresistas. Los comunicadores del mismo fueron Mons. Antoni Vadell, obispo auxiliar de Barcelona y Ana Medina, periodista de TRECE TV.

En su presentación indicaron que “los laicos somos una parte fundamental del pueblo de Dios. También los laicos somos discípulos misioneros de Jesús. No somos una cosa o la otra, sino discípulos misioneros, sin separaciones, sin divisiones, sin compartimentos estancos. Somos discípulos misioneros: con la mirada puesta en Jesús, conscientes de nuestra propia vocación y con una vida entregada a los demás”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación