Dona ahora!

Arquidiócesis de Morelia

México: Encuentran el cuerpo sin vida del sacerdote secuestrado el 19 de septiembre

El padre José Alfredo López Guillén pertenecía al arzobispado de Morelia

(ZENIT – Roma).- Son ya tres los sacerdotes asesinados en las últimas semanas en México. El papa Francisco lo tuvo presente en la oración del ángelus del pasado domingo asegurando su oración “por el querido pueblo mexicano para que cese la violencia que en estos días se ha cebado también en algunos sacerdotes”.

Durante la misa dominical celebrada en San Rafael de Puruándiro, el cardenal Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, anunció que el día anterior fue encontrado el cuerpo sin vida del sacerdote José Alfredo López Guillén. El sacerdote había sido secuestrado el lunes 19 de septiembre.

El cadáver fue hallado en la localidad conocida como “La Guayaba” en el municipio de Michoacán, no muy lejos del lugar en el que don López Guillén era párroco, en la iglesia de la Santísima Trinidad, según indica la agencia Fides.

El arzobispo de Morelia anunció la noticia a sus fieles durante la misa, a pesar de que las autoridades de policía confirmaron el homicidio solo más tarde, indicando que el sacerdote falleció al recibir disparos de arma de fuego.

Por su parte, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo Primado de México, lamentó profundamente el asesinato del sacerdote José Alfredo López Guillén. Así, el purpurado expresó sus más sentidas condolencias al cardenal Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, y a sus compañeros en el sacerdocio, familiares, amigos, y fieles, por tan lamentable pérdida.

De igual modo, “exhorta a todos los fieles a rezar por el eterno descanso del sacerdote, así como por el arrepentimiento de los asesinos, al tiempo que expresa su más enérgica condena a todo acto de violencia y pide a las autoridades se esclarezca este cobarde y sacrílego crimen”, indica un comunicado publicado por SIAME.

Leer también El Santo Padre expresa su dolor por los dos sacerdotes asesinados en México

 

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación