Dona ahora!
Niños peruanos cantan en quechua al Niño Dios © parroquia del Sagrario Huancavelica

Niños peruanos cantan en quechua al Niño Dios © parroquia del Sagrario Huancavelica

Perú: Niños de la sierra sur cantan en quechua al Niño Dios

Acólitos de la Catedral de Huancavelica

(ZENIT – 31 dic. 2018).- Desde los andes peruanos los niños acólitos de la catedral de Huancavelica cantan con alegría al Niño Jesús que está llorando entre el ichu y la huaylla . A 5.000 metros sobre el nivel del mar, Mateo, Kevín y Joseph entonan en su lengua nativa el quechua alegres villancicos.

“Belen portalpis, Niñucha waqachkan, qucasapata Mascahuaspanchik” entonan los niños entre árboles e imponentes montañas. En el portal de Belén el niñito está llorando buscando  a los pecadores, dicen en su primera estrofa, inspirados en la tradicional Chopcada (música andina del acervo cultural navideño de la sierra sur).

Este es el tercer video clip de los niños cantores de Huancavelica, capital del departamento del mismo nombre con una población aproximada de 50 mil pobladores. Tras su primera producción musical “Diospa Churin” (hijos de Dios) los niños promueven en una de las zonas más vulnerables del país la creación de una escuela de música.

Música de altura

Cincuenta niños en escena lucen ataviados con el traje típico de los Chopccas desde las escalinatas que conducen a la piscina de aguas termales, uno de los lugares más turísticos de la región. Ordenados en varios niveles la escena muestra de fondo la emblemática montaña Potocchi, mencionada en los “Comentarios Reales” del Inca Garcilaso de la Vega.

Una cámara aérea muestra al detalle los vivos colores de los trajes típicos de la región. Mientras que al interior del Templo Mayor de Huancavelica, La Catedral, los niños cantan alrededor del nacimiento.

“De esta forma los niños acólitos evangelizan en su lengua materna”, comentó para la prensa peruana su director el sacerdote diocesano Carlos López Bonifacio además aseguró que los villancicos son inéditos.

“Belen Portalpis”, “En el portal de Belén” se comparte a través de la plataforma virtual de la parroquia Del Sagrario Huancavelica. Los niños de Huancavelica esperan cada tiempo de navidad para llevar la buena nueva del nacimiento del Niño Dios, padre Carlos agradece a todos los integrantes del coro por confiar en este proyecto musical que es posible gracias al financiamiento de empresas que se suman al emprendimiento musical de estos pequeños.

¿Cómo nace el amor por la música en los Andes?

Durante sus más de 25 años de existencia el Seminario Menor de Huancavelica, fundado por monseñor Demetrio Molloy, obispo emérito irlandés, brinda educación a 150 niños en edad escolar. Padre Carlos tiene a su cargo la formación musical de los pequeños y hasta ahora se ha impuesto el reto de llevar desde los Andes peruanos al mundo el canto de los Niños de Huancavelica.

Sin duda la labor de monseñor Molloy en la diócesis de Huancavelica en medio de un ambiente convulsivo por la presencia de la fuerzas subversivas en la década de los años 80, está dando sus frutos. Además de descubrir vocaciones sacerdotales el 60% de los alumnos se forman integralmente en un ambiente confortable (comedor, biblioteca, habitaciones, sala de música, etcétera) situación que suple las carencias de sus familias y eleva su nivel académico.

Actualmente diversos padres de familia desean que sus hijos estudien en el seminario, especialmente los catequistas rurales, líderes en sus comunidades campesinas, cuyo testimonio de vida resulta edificante para todos.

La música ha logrado rescatar en los andes peruanos el talento de niños peruanos quienes nos piden con su testimonio mantener las puertas abiertas, como lo dice el Papa Francisco. “Afuera hay alguien que espera, y tal vez no tiene la valentía, ni la fuerza de tocar”. Con su canto los niños de los Andes nos lo recuerdan.

About Esther Nuñez Balbín

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación