Dona ahora!

Realizado el ‘vademecum’ que ayudará a los obispos a comprender sus tareas

Briefing, último día del Encuentro

(ZENIT – 24 febrero 2019).- El padre Federico Lombardi, moderador del Encuentro sobre ‘La Protección de los Menores en la Iglesia’, ha anunciado la próxima publicación de un vademecum, realizado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, para ayudar a los obispos del mundo a comprender sus tareas, sus deberes.

El padre Lombardi lo ha dicho en el briefing (resumen informativo a la prensa internacional) ofrecido hoy a los medios de comunicación, en el Instituto Agustinianum, ubicado en la plaza de San Pedro, en Roma.

En la conferencia de prensa, ofrecida este último y cuarto día del Encuentro sobre abusos en la Iglesia y protección de menores y personas vulnerables, han participado: el padre Lombardi; Paolo Ruffini, Prefecto para el Dicasterio de la Comunicación; el Cardenal Oswald Gracias, Arzobispo de Bombay, ex Presidente de la Conferencia Episcopal de la India y miembro del Comité organizador del Encuentro; Valentina Alazraki, vaticanista desde el pontificado de Pablo VI; Mons. Charles J. Scicluna, Arzobispo de Malta y Secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la fe y miembro del Comité organizador del Encuentro; y el padre Hans Zollner, miembro de la Comisión Vaticana contra la Pedofilia y presidente del Centro para la Protección de Menores en el Gregoriano, además referente del Comité organizador del Encuentro.

El resultado de la corresponsabilidad y el sentido de responsabilidad de cuentas “han crecido muchísimo alrededor de nuestro Santo Padre”, ha expresado también el Presidente de la Fundación Joseph Ratzinger – Benedicto XVI, y antiguo Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Nuevo Motu Proprio 

Además, ayer por la tarde –penúltima jornada del Encuentro, 23 de febrero de 2019–, Federico Lombardi anunció a los participantes que “ya se dan iniciativas concretas que podemos prever de cara al futuro”.

En concreto, podremos ver un nuevo Motu Proprio sobre la protección de los menores y las personas vulnerables “que apunta a fortalecer la prevención y la lucha contra los abusos sexuales en la Curia Romana y en el Estado de la Ciudad de Vaticano”, y se verá acompañado de una nueva ley en el Estado de la Ciudad de Vaticano y de unas “líneas guías” para el Vicariato de Ciudad del Vaticano, ha  dado a conocer el jesuita.

Son 3 documentos en particular que constituyen “una unidad, un cuerpo”, ha explicado.

Vademecum

Algo que está a punto de llegar, “aunque quizás necesitemos algunas semanas o quizás meses”, es el vademecum –mencionado muchas veces por Mons. Scicluna– preparado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, para ayudar a los obispos del mundo, para que comprendan sus tareas, sus deberes. No se trata de una enciclopedia, sino de algo “mucho más sencillo”.

Escucha de la víctimas

El padre Lombardi ha recordado cuales han sido los puntos clave del trabajo realizado estos días por los obispos: La importancia de la escucha de la voz de las víctimas, una comprensión más profunda del escándalo, de las heridas, de las responsabilidades. La dinámica de responsabilidad, rendición de cuentas, transparencia que han marcado nuestro camino, pero también el espíritu del camino sinodal.

Aportación de las mujeres

Por su parte, el Cardenal Aportación de las mujeres y la “toma de conciencia por parte de los participantes”.

“He escuchado con muchísima atención las ponencias a cargo de las mujeres y me parece que las mujeres, con el debido respeto para los demás, han encarado el tema con muchísima mas profundidad. Nos han facilitado una información bajo un prisma distinto, he aprendido muchísimo al escuchar estas ponencias. Las mujeres nos facilitan este aporte de perspectiva de largo alcance”.

Alessandro Gisotti, quien moderaba este encuentro con la prensa internacional, también ha felicitado a Valentina Alazraki –presente en la mesa– por su ponencia en el Encuentro, que fue un momento “verdaderamente importante” y “fuerte”, ha calificado. “Yo también quería darte las gracias”, ha expresado Gisotti.

Valentina Alazraki, vaticanista mexicana © Vatican Media

Valentina Alazraki © Vatican Media

Valentina Alazraki

La periodista ha relatado a sus compañeros que sintió en primer lugar sorpresa cuando le comunicaron que iba a hablar en el Encuentro sobre la protección de los menores en la Iglesia, y lo asumió como una oportunidad para consultar y aprender de “crisis”, porque considera que el problema de los abusos es una “crisis que la Iglesia enfrenta”.

“Lo que más me gustaría decirles es la total libertad de la que gocé”, ha descrito. “Cuando recibí la invitación me dijeron solo que tenía una relación basada en la transparencia y me indicaron, digamos, temas relacionados con la transparencia que eran absolutamente transparentes y a favor de la transparencia”.

Mons. Scicluna

Una de las prioridades de estos días, indica Mons. Charles J. Scicluna, ha sido la alocución conclusiva del Santo Padre y el imput de algunos expertos. “Ahora se trata de puntos que se han esbozado claramente”, ha aportado el secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la fe.

“El abuso es muy serio pero el encubrimiento es de la misma forma, esto se ha puntualizado muy bien. El encubrimiento es un delito igual”, ha asegurado Scicluna.

“Gracias a las víctimas por su presencia aquí, gracias porque nos hemos podido reunir con muchos de ellos, y los obispos se han reunido con algunos de ellos en sus diócesis”, ha contado a los periodistas.

Mons. Charles J. Scicluna. Captura Vatican Media

Mons. Charles J. Scicluna. Captura Vatican Media

“Finalmente, estamos hablando aquí de un cambio de corazones”. Desde luego, “se necesita la motivación adecuada para realizar este cambio”, ha concretado. Así, ha hablado de la “peregrinación” de los obispos a Roma, como líderes de comunidades, y también ha agradecido la variedad de voces, también las voces de las mujeres, “este aire fresco” para nosotros, ha expresado.

Comunicación. Hay carencias de comunicación en el seno de la Iglesia, entre las Iglesias, entre las diócesis. “No hay rendición de cuentas en ausencia de una clara comunicación”, ha reconocido Scicluna.

Asimismo, ha dado un lugar exclusivo a la oración. “Todos los días ha empezado con un momento de oración: Hay momentos en que necesitamos hablar a nuestro Señor, a Jesús”.

Por último, ha compartido su convicción de la necesidad de escuchar a las personas que han sido abusados por sacerdotes: “Me voy a Malta con la convicción de que hay que escuchar a las víctimas como pastor”.

Padre Hans Zollner

El padre Zollner ha dicho que este Encuentro ha supuesto en el Vaticano un salto de cantidad a calidad.

“Cantidad porque jamás hemos celebrado algo parecido”, a calidad porque “yo creo que hemos recorrido un gran camino. La actitud ha cambiado”, ha observado. “Esta ha sido la experiencia que me ha proporcionado más esperanza”.

“Quizás el eje estiba en el encuentro con las víctimas”, ha descrito tras haber tenido en el Encuentro reuniones con 3 supervivientes a abusos sexuales en la Iglesia. “En particular el otro día me conmovió la señora que habló de su experiencia, que empezó a llorar junto a su compañero, y el Papa y todos los participantes le expresaron su solidaridad”.

Esta tarde se seguirá trabajando, además de las ideas que ha mencionado el P. Lombardi, han surgido otras propuestas de trabajo: por ejemplo, en los grupos lingüísticos. “Necesitamos tiempo”, ha concluido.

Revisión de Como una Madre amorosa

Después del briefing, la periodista norteamericana Deborah Castellano Lubov, corresponsal de la edición inglesa de Zenit, ha preguntado por la posibilidad de elaborar un nuevo documento sobre el ya existente Motu Proprio Como una madre amorosa –comentado durante estos días por el Cardenal O’Malley–a lo que Mons. Charles J. Scicluna ha contestado que necesitan más informaciones acerca de los superiores generales, por ejemplo, de las jerarquías de las congregaciones. “Esto no se ha desarrollado de la forma adecuada en el Motu Proprio. Conforme al reglamento, se dice, que va a especificar este aspecto”.

Por lo tanto –ha continuado Scicluna– el procedimiento es “el que tenemos”, “no vamos a implementar otras formas de trabajo en las congregaciones”. “Hay congregaciones que celebran congresos o reuniones de forma regular, algunas lo hacen de forma mensual, pero estamos intentando trabajar en ello. No necesitamos un cambio de paradigma, pero seguramente necesitamos revisar todos los matices de Como una Madre amorosa”, ha explicado.

Asimismo, respondiendo a una segunda pregunta de la periodista de Zenit sobre la creación de un consejo pontificio de protección de menores, el Cardenal Oswald Gracias ha declarado que aunque ya éste órgano ya existe en el Vaticano, les gustaría “mejorarlo”. “Queremos que sea un organismo autónomo, que tenga libertad. Estamos hablando sobre esto en la Curia. Que tengas más libertad, más poder, que tenga más autonomía”.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación