Dona ahora!

Sínodo – El cardenal Ouedraogo: ‘No hay bloques conservadores o progresistas, sino objetivos comunes’

En la rueda de prensa el cardenal Nichols indica que la carta de los cardenales filtrada, “no tuvo ningún peso en los trabajos del Sínodo”
 

En la conferencia de prensa diaria sobre el Sínodo, que se ha realizado este miércoles en la Sala de Prensa de la Santa Sede, el cardenal Philippe Ouedraogo, arzobispo de Ouagadougou, aseguró que “no veo estos bloques de los que hablan, ni en la asamblea, ni en los grupos” o sea no están las “categorías progresistas ni conservadoras”, por el contrario veo “la voluntad de ir hacia adelante en temas complejos”.

Junto al cardenal africano estaban otros dos purpurados: el colombiano Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y presidente del CELAM, y el arzobispo británico de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra, Vincent Gerard Nichols.

La petición de perdón del Papa
El padre Federico Lombardi, director de la oficina de prensa del Vaticano, hizo referencia a la petición de perdón por los escándalos de los últimos tiempos en Roma y en el Vaticano que realizó el Santo Padre esta mañana en la audiencia general.

De este modo, recordó que el Papa escuchó la lectura del Evangelio previa a la catequesis, que hablaba del escándalo. “Si el Santo Padre usa una fórmula de carácter amplio y general, esta es su intención. Si quiere decir cosas más particulares y precisas sabe muy bien cómo decirlo”.

Si usa una expresión de carácter general –indicó Lombardi– no  es mi tarea convertirla en algo más restrictivo o más amplio de lo que el Papa ha querido decir. Asimismo, el portavoz vaticano aseguró que el Papa tiene presente que en la circulación de informaciones que hay en los medios de comunicación que tienen que ver con la vida ciudadana, y se da cuenta que hay personas que están turbadas y dolidas con las noticias que se leen. 

La carta privada de los cardenales
Sobre el tema muy reflejado por los medios de comunicación, o sea la carta privada de los cardenales, el cardenal Nichols aseguró que “no tuvo ningún peso y ningún énfasis en los trabajos del Sínodo”.

El cardenal británico indicó que es normal que en el Sínodo haya divergencia de opiniones como sucede normalmente en las familias, “pero no nos dejemos tomar por la hermenéutica del conflicto, como ha dicho el papa Francisco durante el segundo día del Sínodo”.

En el Sínodo sensibilidades diversas
El cardenal colombiano, por su parte, precisó que el Sínodo escucha las voces de las familias, las personas, sobre todo de quien sufre situaciones difíciles. Y aseguró que hasta ahora, “la discusión ha sido fraterna, ágil y de enorme libertad”. Se han presentado posiciones diversas –afirmó– donde se puede constatar que hay sensibilidades diversas. Pero sobre todo se siente el deseo de mostrar la belleza de la doctrina sobre la familia y el matrimonio, indicó el purpurado. 

Asimismo, recordó que hay que tener en cuenta que la Iglesia es universal, pero constituida por distintas culturas. Por tanto, “el documento tendrá lenguaje universal, pero se tendrá que hacer el esfuerzo para aplicarlo a las necesidades locales”. De este modo, aseguró que esta es una de las preocupaciones del Sínodo, “encontrar el lenguaje universal adaptado a todos”. 

Por otro lado, mencionó que “no se trata de contraponer ideas o ideologías, sino de contemplar el rostro de Nuestro Señor y su misericordia. Cada uno desde su situación real”. Y explicó que lo que hace posible que personas de tantas partes y culturas diferentes puedan estar de acuerdo en la presencia del Señor resucitado. Y así, el cardenal aseguró que “el cristianismo no es una ideología, es el encuentro con una persona. Y ese encuentro es lo que hace que estemos unidos”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación