(zenit – 8 marzo 2020).- Debido a la epidemia del Coronavirus Covid-19, este domingo, 8 de marzo de 2020, el Papa Francisco rezó al Ángelus en streaming ... excepto por una breve aparición en la ventana. Excepcionalmente, el Papa presidió la oración mariana en vídeo, desde la Biblioteca del Palacio Apostólico. El propósito de esta medida era evitar una reunión en la Plaza de San Pedro. Pero al final de la oración, el Papa fue a su ventana habitual que daba a la plaza, para saludar a la muy escasa multitud: “Os deseo un buen domingo. Por favor, no se olviden rezar por mí. Ahora voy a ir a la ventana para veros un poco en tiempo real”, anunció. Momentos después, bendijo personalmente a los peregrinos entusiastas, mientras sonaban las campanas. “En la oración, aseguró durante el Ángelus, estoy cerca de las personas que sufren la epidemia actual de coronavirus y de todos los que los cuidan. Me uno a mis hermanos obispos para alentar a los fieles a vivir este momento difícil con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad. Que el tiempo de Cuaresma nos ayude a todos a dar un significado evangélico incluso en este momento de prueba y sufrimiento”. En Italia, el país más afectado de Europa, varias regiones han sido puestas en cuarentena.

console.log("Prueba")