Ortodoxos fieles a Moscú y comunistas unidos contra el Papa

Print Friendly, PDF & Email

Última manifestación de protesta antes de la visita pontificia

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

KIEV, 22 junio 2001 (ZENIT.org).- La Iglesia ortodoxa fiel al patriarcado de Moscú ha prometido que no hará manifestaciones de protesta contra la visita del Papa, que comienza este sábado. Ahora bien, quiso mostrar su oposición organizando una última marcha este jueves.

Curiosamente, el único apoyo político que recibieron los manifestantes, fieles y sacerdotes ortodoxos, con sus largas barbas y sotanas, procedentes de varios rincones el país, fue el del Partido Comunista.

La procesión fue sumamente ordenada. Participaron unas 5 mil de personas (27 mil según los organizadores), en ocasiones guiadas por sus párrocos, que llegaron a Kiev en autobuses. No se corearon consignas contra el Papa, simplemente se elevaron oraciones y cánticos. En las pancartas, entre cruces y estandartes, se leían mensajes como «Presidente, no vendas la fe ortodoxa», «Defendamos la ortodoxia» o «Papa, profeta del Anticristo». La actitud de la gente, sin embargo, no era agresiva.

La marcha comenzó a las nueve de la mañana en la Laura de Kiev, el monasterio más emblemático del cristianismo ruso. Pasó después por la Rada (el Parlamento ucraniano). En este momento, el líder comunista Piotr Simonenko, primera fuerza política del país, se sumó a la porcesión de protesta. Los manifestantes le rodearon para pedirle su autógrafo y agradecerle su apoyo.

Corrientes ortodoxas y los comunistas se sienten unidos por varios elementos comunes: ambos miran con respeto a Moscú, símbolo de un pasado glorioso, ambos se sienten unidos por el estatismo.

El diputado comunista Anatoli Nalivaiko tomó en ese momento la palabra para decir a quienes le rodeaban: «El dinero de vuestras pensiones lo están dedicando a esta visita».

Los casi tres millones de ciudadanos de Kiev observaron la manifestación con una cierta indiferencia. La inmensa mayoría de los creyentes ucranianos se declaran ortodoxos sin entrar en las peleas internas de la ortodoxia, que en el país está divida tras el estallido de dos cismas. Las encuestas señalan que la mayoría de los ucranianos aprueba la visita del Papa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }