Constantinopla podría reconocer los cismas de Ucrania

MOSCÚ, 26 junio 2001 (ZENIT.org).- Las dos iglesias ortodoxas ucranianas desgajadas del patriarcado de Moscú han creado una «Comisión de unificación» y sus representantes ya han sido recibidos por el patriarca de Constantinopla, Bartolomé, informó ayer la agencia rusa Ria.

Share this Entry

La Comisión está compuesta por el patriarcado de Kiev, desgajado de Moscú tras la elección de Alejo II, y por la Iglesia autocéfala ucraniana, que acusa al patriarcado de haber colaborado en tiempos del comunismo con el régimen soviético.

En Moscú, el portavoz del Patriarcado, Nikolai Balashov, advirtió de que si Constantinopla reconoce a los cismáticos ucranianos «se creará una profunda crisis en la Ortodoxia, no sólo en Ucrania, sino en todo el mundo».

Hace unos años, la Iglesia ortodoxa de Estonia sometida al Patriarcado de Moscú ya sufrió un cisma y una de las ramas fue reconocida por el Patriarcado de Constantinopla. Una herida particularmente sangrante, si se tiene en cuenta que Alejo II es de Estonia. El miedo a un «escenario estoniano» en Ucrania está muy vivo en la Iglesia rusa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")