El gobierno de Israel descontento con el nuevo patriarca greco-ortodoxo

Print Friendly, PDF & Email

Ireneos se convierte en el mayor propietario inmobiliario de Israel

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

JERUSALÉN, 27 agosto 2001 (ZENIT.org).- La elección de Ireneos como nuevo patriarca de la Iglesia greco-ortodoxa, el pasado 13 de agosto, ha provocado la decepción del gobierno de Israel, según ha declarado el rabino David Rosen de Jerusalén.

Durante ocho meses, es decir, desde la muerte el 19 de diciembre pasado del patriarca Diodoros, la sede ha permanecido vacante, regida por el arzobispo Cornelius.

Ireneos, de 62 años, fue escogido entre cinco miembros de la Confraternidad del Santo Sepulcro, la «Hagiotaphitiki Adelphotis», que ejerce las funciones de Santo Sínodo en esa Iglesia autocéfala. Los candidatos debían contar con el visto bueno de las autoridades jordana, palestina e israelí.

El gobierno israelí, sin embargo, había tratado de excluir de la lista a Ireneos a causa de su actitud favorable a los palestinos, como revelaba el 14 de agosto la prensa israelí. Ahora bien, según estas fuentes periodísticas, la oposición israelí se convirtió en un elemento contraproducente que jugó a favor del nuevo patriarca.

Tras la elección, Ireneos declaró que ayudará a los palestinos a afirmar sus derechos, pero en un mensaje enviado a la presidencia del Consejo israelí reveló que la política de neutralidad de la Iglesia greco-ortodoxa no experimentará modificaciones.

Nacido en el Egeo, en la Isla de Samos, en 1939, (su nombre civil es Emmanuel Skopelitis), a los quince años fue admitido en la escuela del patriarcado greco-ortodoxo del Monte Sión. Fue ordenado diácono en 1959. La ordenación sacerdotal llegó en 1965 y un año después fue nombrado archimandrita.

Terminados los estudios de Teología en la Universidad de Atenas, regresó a Jerusalén, donde fue encargado, en primer lugar de las ceremonias litúrgicas, y después de la dirección de la revista «Neo Sion», la «Nueva Sión». Fue elevado también al cargo de presidente del Tribunal eclesiástico de primera instancia.

En 1981, sin abandonar la dirección de la revista, fue consagrado arzobispo con el título de Hierapolis, y en 1994 fue promovido a la dignidad de metropolita.

Al acceder al patriarcado, Ireneos se convierte en el propietario inmobiliario más importante de Israel, pues no sólo es el líder de una Iglesia que custodia la mayoría de los santos lugares, sino que también es propietaria de terrenos que se extienden por Jerusalén, Cisjordania y la franja de Gaza. Algunas de sus tierras son alquiladas al gobierno israelí y albergan hoy importantes edificios de la administración pública.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }