EE. UU. luchará para que la Cumbre ONU de la infancia no apruebe el aborto

WASHINGTON, 29 agosto 2001 (ZENIT.org).- La administración del presidente George W. Bush enviará una delegación de alto nivel a la sesión especial de la Asamblea de las Naciones Unidos sobre los niños, pues tiene miedo de que la declaración final contenga expresiones que sirvan para apoyar el aborto, afirmó un oficial de la Secretaría de Estado el pasado lunes.

Share this Entry

Representantes de la administración Bush, al participar en las negociaciones preparatorias esta semana, están tratando de eliminar estas referencias. También los representantes de la Santa Sede han trabajado en este sentido.

Charles Hunter, portavoz del Departamento de Estado, afirmó que «El documento final (de la Asamblea) no debería apoyar o respaldar el asesoramiento sobre el aborto».

Aunque la decisión final se tomará en vísperas de la cumbre, el ministro de Salud o el de Educación se perfilan como candidatos para presidir la delegación estadounidense. La cumbre de la infancia, apadrinada por UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), se celebrará entre el 19 y el 21 de septiembre en el marco de la Asamblea General de la ONU.

El presidente Bush, en sus primeros días de presidencia, dejó muy claro que Estados Unidos no financiará el aborto en el extranjero, como sucedía durante la presidencia de Bill Clinton, por lo que retiró la ayuda federal a las organizaciones de control de población que promueven la eliminación de no nacidos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")