Sudan: Grupo antiesclavitud llevará a tribunales a una petrolera canadiense

Print Friendly, PDF & Email

Talisman ayuda a mantener la guerra en Sudán, afirma

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

NUEVA YORK, 13 noviembre 2001 (ZENIT.org).- El Grupo Estadounidense Anti-esclavitud (American Anti-Slavery Group) ha emprendido una acción legal de mil millones de dólares contra Talisman Energy, Inc., empresa petrolerade Canadá, por colaborar con la guerra civil que ensangrienta Sudán.

Talisman, según esta organización, es socia en negocios del régimen radical islámico de Sudán que ha sido condenado por gobiernos y grupos de derechos humanos por genocidio, hambruna forzada y esclavitud.

Para presentar su denuncia, el Grupo Estadounidense Anti-esclavitud cuenta con los servicios de los fiscales Carey R. D´Avino y Stephen A. Whinston, quienes llevaron con éxito la causa de los trabajadores esclavos de los nazis.

La Iglesia Presbiteriana de Sudán y dos personas son los demandantes en una acción de federal presentada el jueves en el tribunal de distrito del Distrito Sur de Nueva York. Se imputan a Talisman violaciones de las leyes internacionales al participar en la limpieza étnica de las minorías negras y no musulmanas del sur de Sudán.

El reverendo John Sudan Gaduel, pastor de la Iglesia Prebisteriana de Sudán, declaró que «Talisman está en la vanguardia de las violaciones de los derechos humanos en el sur de Sudán y ha llegado el momento de que rinda cuentas por su papel en la brutal guerra santa que está matando a mi pueblo».

La querella alega que Talisman, en un esfuerzo por proteger sus campos de petróleo en Sudán, ayudó y colaboró con el gobierno fundametalista islámico en su autoproclamada «guerra santa» que actualmente tiene lugar, un campaña que ha producido un desplazamiento masivo de civiles; la quema de aldeas, iglesias y cosechas; y el asesinato y esclavización de civiles inocentes.

La querella afirma que Talisman deliberadamente y plenamente consciente permitió al Gobierno sudanés usar caminos de la compañía y aeropuertos para llevar adelante su campaña.

Charles Jacobs, presidente del Grupo Americano Anti-esclavitud, comentó: «La causa emplea una nueva arma «la corte de justicia» en nuestra campaña para detener la esclavitud y las masacres del régimen terrorista que rige Sudán».

En julio de 1999, la organización presidida por Jacobs lanzó una campaña animando a retirar las inversiones en Talisman.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }