México: Religiosa, «voluntaria del año»

La clave de sor Alma del Carmen Muriel, la educación

Share this Entry

CIUDAD DE MÉXICO, 6 diciembre 2001 (ZENIT.org).- El presidente de México Vicente Fox concedió el miércoles, con ocasión del día mundial del voluntariado, un premio especial a la religiosa Alma del Carmen Muriel de la Torre, elegida por autoridades del país como la «voluntaria del año».

Sor Muriel, religiosa de la congregación de las Auxiliadoras del Purgatorio, se dedica a la educación y la promoción humana de los más necesitados en la apartada región de Nacajuca, cerca de Villahermosa.

En declaraciones a la prensa, sor Muriel ha narrado su experiencia evangelizadora iniciada hace 33 años recordando que «llegué a Nacajuca con la idea que me dio el Creador de formar a la gente: no darle el pescado para que coman sino el anzuelo para que pesquen».

En Nacajuca «vi las condiciones en las que se encontraba el municipio, no tenía ni carretera para Villahermosa y me di cuenta de la ignorancia y la pobreza en que vivían esas personas y el gran desperdicio de tantos valores y riquezas humanas».

Son personas desperdiciadas, porque podrían dar mucho de sí por su patria y por ellos mismos, aclaró.

La religiosa, originaria de la Ciudad de México, se ha convertido en uno de los principales motores del desarrollo integral de los habitantes de Nacajuca.

Su campaña educativa ha incluido la «importación» de decenas de maestros dedicados ahora a la formación de niños y jóvenes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")