El presidente saliente de Nicaragua agradece el servicio del Papa a la paz

CIUDAD DEL VATICANO, 16 diciembre 2001 (ZENIT.org).- El presidente saliente de Nicaragua, Arnoldo Alemán Lacayo, se despidió el sábado del papa Juan Pablo II en una audiencia privada que le fue concedida en el despacho pontificio de la biblioteca vaticana.

Share this Entry

«Le damos las gracias Santo Padre por recibirnos y darnos un mensaje de paz y prosperidad para nuestra patria», le dijo el mandatario centroamericano al Sumo Pontífice, con quien departió en privado durante diez minutos.

A continuación, Alemán fue recibido por el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Angelo Sodano.

Con buen aspecto y amplias sonrisas, el Santo Padre saludó posteriormente a los 21 integrantes de la comitiva del visitante, entre ellos a la primera dama María Fernanda y al canciller Francisco Aguirre.

Alemán entregó al pontífice un crucifijo repujado de plata nicaragüense y un cuadro de la patrona de Nicaragua, a lo que el Santo Padre correspondió con un bajorrelieve de la Anunciación.

El presidente Alemán deberá entregar el gobierno nicaragüense el 10 de enero al presidente electo Enrique Bolaños.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación