La Iglesia quiere evangelizar en Sudán y colaborar con los musulmanes

Print Friendly, PDF & Email

El nuevo nuncio de Sudán, consagrado obispo en Roma

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, 4 julio 2002 (ZENIT.org).- Una nación en guerra, «pero la aspiración de todos es la paz». El martes con estas palabras se refería a Sudán el cardenal Angelo Sodano al consagrar obispo a monseñor Dominique Mamberti, nombrado hace tan sólo un mes nuncio apostólico de ese país y delegado apostólico en Somalia.

En el país, la Iglesia está comprometida en la evangelización y la promoción humana, pero se ve obligada a vivir en un ambiente conflictivo con la corriente islámica dominante, constató en su homilía el secretario de Estado del Vaticano.

El viaje apostólico del Papa a Sudán en 1993 también cobró actualidad en la consagración episcopal, celebrada en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Cuando el Santo Padre llegó a Jartum y pronunció su saludo –«La paz esté con vosotros»–, la multitud acogió este gesto con enorme entusiasmo, recordó el cardenal Sodano.

Es necesario recuperar el sentido del mutuo respeto y de la colaboración recíproca entre cristianos y musulmanes, subrayó el Secretario de Estado Vaticano, añadiendo: «La comunidad cristiana no reivindica más que el derecho a la libertad de religión, a la libertad de anunciar el evangelio como mensaje de paz y de esperanza».

En la consagración episcopal de monseñor Dominique Mamberti, se invocó la protección del beato Daniel Comboni, cuyo «Plan para la Regeneración de África» abrió la nueva evangelización de Sudán; la de Josefina Bakhita, joven sudanesa secuestrada, reducida a la esclavitud y ahora venerada como santa; y de los misioneros que entregaron su vida en esta región.

Monseñor Dominique Mamberti nació en Marruecos en 1952. Fue ordenado sacerdote en 1981. Licenciado en Derecho Canónico y Civil, entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1986. Ha desarrollado sus funciones en las representaciones pontificias en Argelia, Chile, en la misión permanente ante las Naciones Unidas en Nueva York, en Líbano y en la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado Vaticana.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }