El obispo de Hong Kong propone redescubrir el Rosario como fuente de paz

En su primera carta pastoral por Adviento

Share this Entry

HONG KONG, 12 diciembre 2002 (ZENIT.org).- El nuevo obispo de Hong Kong ha invitado a redescubrir el rezo del Santo Rosario como una fuente de paz para el alma y para el mundo.

Monseñor Joseph Zen Ze-kiun lo ha expresado así en su primera carta pastoral por el tiempo litúrgico de Adviento, según recoge Radio Vaticana .

Siguiendo la exhortación del Santo Padre, contenida en su reciente Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae, el prelado invita a los fieles en este año dedicado al Rosario a intensificar el rezo de la oración mariana para implorar el don de la paz para toda la humanidad en un mundo lacerado por las guerras y bajo la amenaza del terrorismo.

«Sólo nuestra Madre del Cielo –escribe monseñor Zen– puede obtener de su Hijo Resucitado una paz verdadera para la humanidad basada en la justicia».

Según el obispo, la oración del Rosario ayuda también a calmar el alma, algo especialmente importante en una sociedad dominada por la prisa, como es la de Hong Kong.

El prelado ha subrayado además la importancia del Rosario como oración de la familia, recordando que el último Sínodo diocesano –celebrado en diciembre de 2001– señaló precisamente a la familia como prioridad pastoral.

En una reciente entrevista, el obispo de Hong Kong ha reconocido que siempre tuvo presente el rezo del Rosario y que apreció particularmente los nuevos Misterios Luminosos introducidos por Juan Pablo II en la nueva Carta Apostólica del 16 de octubre pasado.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")