Monseñor Rylko a jóvenes de todo el mundo: «Ser cristianos coherentes requiere valor»

Intervención en el VIII Forum Internacional de Jóvenes

Share this Entry

ROCCA DI PAPA (ROMA), jueves, 1 abril 2004 (ZENIT.org).- «Para ser cristianos coherentes hace falta valor también hoy», constató este miércoles el presidente del Consejo Pontificio para los Laicos –el arzobispo Stanislaw Rylko– ante más de 300 jóvenes de todo el mundo que han acudido a Rocca di Papa (Roma) al VIII Forum Internacional de Jóvenes.

Los participantes, de 20 a 26 años de edad, proceden de un centenar de países. La iniciativa del encuentro –en torno al tema «Los jóvenes y la universidad: testimoniar a Cristo en el ambiente universitario»– es promovido por el mencionado organismo vaticano.

Entre ellos hay delegados de los principales grupos, movimientos y asociaciones juveniles católicas que trabajan en el contexto de la universidad. Les acompañan en sus reflexiones –que se prolongarán hasta el 4 de abril– una treintena de invitados de distintos ámbitos de la pastoral universitaria.

En Rocca di Papa, el Consejo Pontificio para los Laicos ha reanudado estos encuentros que comenzaron en 1987 con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Buenos Aires (Argentina), de celebración bianual hasta la JMJ del 2000 en Roma. La novedad es que ahora el Forum se celebra separadamente de la JMJ y se desarrolla más aún la dimensión de la formación.

«Cristo necesita testigos valientes en las universidades de todo el mundo», una tarea que no es fácil, advirtió el arzobispo Rylko a los jóvenes.

Y es que «la cultura dominante, impregnada de prejuicios ante la fe, el cristianismo y la Iglesia, ejerce fuertes presiones sobre los creyentes para llevarlos a encerrar la propia fe en el ámbito estrictamente privado, a hacerla invisible».

En su opinión es preocupante que «en la universidad ya no se habla del hombre, no se plantea el interrogante sobre el hombre», y a una «aceleración sin precedentes del progreso científico» le sigue «una fragmentación del saber y un extravío existencial y cultural entre los jóvenes».

«El pensamiento débil –prosiguió– que se extiende como una mancha de aceite proclamando los dogmas de la duda, del escepticismo y del relativismo radical, produce personas endebles, hombres y mujeres que desisten de ponerse a la búsqueda de la verdad».

Además «se amplía la diferencia entre ética e investigación científica; aumenta el riesgo de que la ciencia, de aliada del hombre se convierta en una amenaza para toda la humanidad».

Citando al Santo Padre, el arzobispo Rylko apuntó que «a la formación científica hay que añadir una profunda formación moral y cristiana, (…) una síntesis cada vez más armónica entre fe y razón, entre fe y cultura, entre fe y vida».

En este sentido, de acuerdo con el prelado, «para ser cristianos coherentes se necesita valor». «Es el valor de ser uno mismo discípulo de Cristo sin avergonzarse. Porque los cristianos tenemos un tesoro inmenso que compartir con los demás», reconoció.

Ciertamente resistir a la presión de las corrientes de pensamiento y tendencias culturales de moda no es fácil, pero «hay que liberarse del falso y del todo injustificado complejo de inferioridad que a menudo llevamos encima», exhortó.

El arzobispo Rylko citó al cardenal Ratzinger: «Creo verdaderamente que necesitamos un tipo de revolución de la fe en sentido múltiple. Ante todo la necesitamos para reencontrar el valor de ir contra las opiniones comunes. Por esto deberíamos tener el valor de ponernos en camino incluso contra aquello que es visto como “normalidad” y de redescubrir la fe en su sencillez».

«Esta es la chispa que hará estallar esta revolución en nuestra vida y en la vida de muchos otros jóvenes que encontraréis en vuestro camino», concluyó el prelado.

El próximo jueves por la tarde, Juan Pablo II se encontrará con los jóvenes del Forum, quienes se unirán a los de Roma en preparación de la celebración diocesana de la XIX JMJ que tendrá lugar este Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro.

Con esta celebración –cuyo tema es «Queremos ver a Jesús (Jn 12, 21)»– presidida por el Santo Padre y última etapa de preparación a la gran cita en Colonia (Alemania) en el 2005, se cerrarán los trabajos de Forum.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación