Un sacerdote secuestrado por los guerrilleros colombianos

La Iglesia exige su liberación inmediata

Share this Entry

BOGOTÁ, domingo, 18 abril 2004 (ZENIT.org).- La Iglesia católica en Colombia ha exigido la liberación de un sacerdote secuestrado desde el 15 de marzo por guerrilleros sin que por el momento se tengan noticias de su situación.

Se trata del padre César Darío Peña García, de 42 años, párroco del poblado de Raudal, en la diócesis de Santa Rosa de Osos (noroeste del país), quien ha sido secuestrado por un frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según fuentes eclesiales.

Un comunicado emitido el 15 de abril ha hecho pública la protesta de todas las diócesis que integran la regional Antioquia Chocó (archidiócesis de Santa Fe de Antioquia y Medellín, diócesis de Apartadó, Caldas, Girardota, Jericó, Santa Rosa de Osos, Sonsón Rionegro, Istmina Tadó y Quibdo).

«Como Iglesia que pregona el respeto por la vida y el derecho inviolable a la libertad, pedimos al actor armado que retiene al sacerdote su pronta liberación, de modo que pueda incorporarse a la comunidad que espera de manera urgente la presencia de su pastor», afirma la nota.

«Con mucha esperanza y animados en la fe, anhelamos el pronto regreso del Padre César Darío Peña y el de todas las personas que hoy en nuestro país se encuentran secuestradas», concluye el comunicado.

Durante la Semana Santa, la Iglesia católica en Colombia clamó por una eventual realización de un acuerdo humanitario entre el Gobierno y las FARC, que permita la liberación de cientos de secuestrados en poder de los guerrilleros. Varios sacerdotes católicos en las últimas semanas han denunciado amenazas de muerte por presuntos guerrilleros de las FARC.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")