La Iglesia caldea trata de mediar en la liberación de rehenes italianos

Según revela el obispo auxiliar de Bagdad

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 21 abril 2004 (ZENIT.org).- La Iglesia caldea está tratando de hacer lo posible para mediar en la liberación de los tres rehenes italianos en Irak, según ha revelado el obispo auxiliar de Bagdad, monseñor Shlemon Warduni.

«El patriarca, el patriarcado, y yo mismo estamos tratando de hacer algo para salvar a los rehenes, que no tiene nada que ver con el drama de la guerra», afirmó el prelado este miércoles en declaraciones transmitidas por «Radio Vaticano».

«Pero las cosas van muy lentamente», advierte monseñor Warduni, quien reconoce que «no podemos decir por ahora nada», pues «dañaría la situación».

«No hay novedades –reveló el obispo–, pero un representante nuestro está tratando de hacer algo por los secuestrados, aunque aún no ha regresado».

Uno de los italianos, compañero de cautiverio de los secuestrados, Fabrizio Quattrocchi, fue asesinado a sangre fría la semana pasada. Por el momento, no existen informaciones claras sobre la identidad del grupo que secuestró a los cuatro civiles que trabajaban para una compañía de seguridad estadounidense.

El viernes pasado, el cardenal Renato R. Martino, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, había manifestado la disposición de la Santa Sede para mediar a favor de la liberación de todos los secuestrados en Irak, en caso de que las partes implicadas lo soliciten.

El 70% de los cristianos de Irak –unos 800.000–, forman parte de la Iglesia caldea, cuyo idioma oficial es el arameo (idioma hablado por Jesús). Hay importantes comunidades caldeas de la diáspora en América, Europa y Oceanía.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")