Los obispos chilenos promueven el diálogo político-social

SANTIAGO DE CHILE, miércoles, 21 abril 2004 (ZENIT.org).- El pasado lunes 19 de abril inició sus deliberaciones la 87ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile, cuyas sesiones concluirán este viernes.

Share this Entry

Según la oficina de prensa, los 34 obispos chilenos reunidos se proponen promover el diálogo sobre el compromiso político y social.

Para ello, los prelados estudian impulsar una amplia convocatoria a quienes tienen responsabilidades en la sociedad, con el fin de fortalecer sus motivaciones y su compromiso al servicio del bien común.

La intención de los pastores es suscitar un diálogo profundo y esperanzador en los constructores de la sociedad, y animarlos en sus tareas propias ante los cambios culturales del presente y en la perspectiva de la próxima celebración del Bicentenario de la Independencia chilena que ocurrirá el año 2010.

Ese es el tema principal del encuentro. Otros temas que ocupan las agenda de la asamblea episcopal son el encuentro mundial de jóvenes, que se celebrará en Alemania en agosto de 2005, y la preparación para la participación chilena en esa jornada, así como el próximo Congreso Eucarístico Internacional, que se realizará, en octubre próximo, en Guadalajara, México.

Las sesiones se desarrollan en el Centro de espiritualidad Loyola, ubicado en Padre Hurtado, una localidad rural distante una hora de Santiago que lleva el nombre el sacerdote jesuita chileno, futuro santo de la Iglesia.

Precisamente en esta oportunidad, los obispos también estudiarán la organización que asumirá el proceso preparativo de la futura canonización del Padre Alberto Hurtado, así como sus implicaciones pastorales.

Como es habitual en estas reuniones, los obispos también reflexionan sobre distintos aspectos de la realidad nacional y eclesial, así como la marcha de las áreas pastorales de la Conferencia Episcopal y temas administrativos de la organización.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación