Mensaje del Papa a Corea del Norte tras el accidente ferroviario

Print Friendly, PDF & Email

Los católicos del sur se movilizan para ofrecer ayuda

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SEÚL, lunes, 3 mayo 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II, «profundamente conmocionado» al recibir la noticia de las numerosas víctimas del accidente ferroviario de Ryongchon, en Corea del Norte, ha transmitido su pésame al país.

Para ello ha enviado dos mensajes. Uno dirigido al arzobispo Andrew Choi Chang-mou, presidente de la Conferencia Episcopal de Corea, en el que asegura su cercanía en la oración a las familias afectadas y a los heridos y encomienda los fallecidos a Dios, según revela AsiaNews.

En el otro mensaje, dirigido a Kim Yong-nam, presidente del Comité Permanente del Parlamento de Corea del Norte, el Santo Padre expresa a todos los afectados su profunda cercanía y su pésame.

Ambos telegramas han sido transmitidos en nombre del Papa por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado del Vaticano. Según diferentes fuentes, la explosión en Ryongchon, cerca de la frontera con China, acabó con la vida de 161 personas y provocó 1.300 heridos.

Por su parte, revela también AsiaNews, el arzobispo de Seúl, monseñor Nicholas Cheong Jin-suk, quien es también administrador apostólico de Pyongyang, diócesis en la que ha tenido lugar el accidente, ha invitado a los católicos a realizar una recogida especial de fondos para ayuda a Corea del Norte, ya flagelada por el hambre.

El arzobispo ha subrayado que el régimen comunista de Corea del Norte no permite que los extranjeros sepan lo que sucede en el país, pero que en esta ocasión ha pedido oficialmente ayuda a la comunidad internacional.

Y «aliviar los sufrimientos es la auténtica razón de la existencia de la Iglesia», añade el prelado.

El Comité de la archidiócesis de Seúl para la reconciliación del pueblo coreano ha anunciado un plan para recoger fondos, que comenzará la próxima semana, con la ayuda de la prensa católica.

La situación es tan grave que el Comité está enviando 80.000 dólares en comida, vestidos, y material para la reconstrucción.

Monseñor Gabriel Chang, presidente de Cáritas Corea, también ha lanzado un campaña nacional para recoger fondos de emergencia, en colaboración con Cáritas internacional, que ha enviado 200.000 dólares en ayudas.

Chang Jae-eon, presidente de la Asociación Católica Norcoreana, ha agradecido a los católicos surcoreanos su ayuda fraterna y h a pedido que envíen todo lo que sirva para aliviar los sufrimientos de las víctimas, como comida, vestidos, material de construcción (camiones, excavadoras, grúas, cables eléctricos, etc.).

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }