Suiza: El primer encuentro juvenil católico busca ser un signo de esperanza

Print Friendly, PDF & Email

En medio del proceso de secularización experimentado por el país

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

FRIBURGO, lunes, 3 mayo 2004 (ZENIT.org).- Diez mil jóvenes, esta es la cifra que espera reunir la Conferencia Episcopal de Suiza en un acontecimiento sin precedentes en la historia del país: el Primer Encuentro Nacional de Jóvenes Católicos Suizos.

El acontecimiento, que según confirmó hoy la Santa Sede contará con la presencia de Juan Pablo II entre el 5 y el 6 de junio en Berna, busca ofrecer «una nota de esperanza en la realidad de los jóvenes de hoy», explican los organizadores del encuentro.

El encuentro lleva, de hecho, por lema «Levántate» (Rise up), tomado de las palabras que dirigió Jesús al resucitar a un joven muerto en Naím (Lucas 7,11-14).

«Levántate» es también el título del himno del encuentro, compuesto en las tres lenguas más importantes del país, que ya se puede escuchar en la página oficial del encuentro (http://www.rise-up.ch).

«Una buena noticia: todo está preparándose. Desde hace meses –afirma el obispo Denis Theurillat, delegado de la Conferencia de los Obispos Suizos para los Jóvenes–. Desde el 1 de enero de 2004 nos da la impresión que todo se mueve por todos los sitios».

«Pongámonos en camino, el 5 de junio en particular, hasta ponernos alrededor de la mesa el 6 de junio –invita el obispo a los jóvenes de su país en su invitación–. Y no es una mesa cualquiera: es la de la cena de Jesús. El servidor de los servidores del Señor, el Papa Juan Pablo II nos reunirá».

El encuentro con el Papa, que tendrá lugar en la «BernArena», pista de patinaje de la ciudad, ofrecerá antes y después de su llegada un atractivo programa artístico y de testimonios de fe: música, cantos, coreografías, teatro… Entre otros, participarán los grupos musicales Acquero y Gen Rosso.

En la apertura se ofrecerá un espectáculo coreográfico, en el que participarán unos doscientos jóvenes, entre otros Sylvie Rivollet, bailarina profesional.

Pero el momento culminante tendrá lugar cuando aparezca la figura blanca del Papa, esperada a las 6 de la tarde en la «BernArena» para dejar a los participantes un mensaje y, al final, darles cita para las jornadas mundiales de la juventud que se celebrarán en agosto en Colonia (Alemania).

La misa del domingo, en la que participarán adultos, niños y jóvenes, en la pradera de Allmend, será animada por un coro de jóvenes y, según prometen los organizadores, ofrecerá símbolos e imágenes fuertes.

El encuentro, en las intenciones de los obispos suizos, es decisivo para este país en el que el 43,48% de sus más de 7 millones 300 mil habitantes ha experimentado, al igual que otros países europeos, un intenso proceso de secularización.

El número de los sacerdotes diocesanos, por ejemplo, ha pasado de 2.396 en 1985 a 1.817; los sacerdotes religiosos en ese mismo período pasó a ser de 1.627 a 1.274; las religiosas han pasado de 9.575 a 5.877.

Más información en http://www.rise-up.ch

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }