Juan Pablo II invita a celebrar el 150 aniversario del dogma de la Inmaculada

Presidirá una celebración eucarística solemne el 8 de diciembre

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 5 diciembre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II invitó este domingo a los católicos de todo el mundo a unirse a las celebraciones por el 150 aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción, que tendrá lugar este 8 de diciembre.

Antes de rezar a mediodía el Ángelus desde la ventana de su estudio, el Santo Padre anunció que con este motivo en ese día presidirá una solemne celebración eucarística en la Basílica de San Pedro del Vaticano, «en donde en 1854 mi venerado predecesor, el beato Pío IX, proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción».

«De ese modo, rendiremos honor a la «Tota pulchra» [toda hermosa, tdr.], a quien Dios escogió como Madre de su unigénito hijo», añadió ante los miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano en un día de lluvia.

«Al igual que todos los años, después, en la tarde, me dirigiré a la Plaza de España para ofrecer el tradicional homenaje a la Inmaculada», siguió anunciando el Papa quien habló con voz relativamente clara y parecía encontrarse en forma discreta.

«Os invito a todos vosotros, queridos romanos y peregrinos, a uniros conmigo en este acto de filial veneración a nuestra madre celestial», concluyó.

El origen del dogma de la Inmaculada se encuentra presente en escritos cristianos de los primeros siglos, como Evangelios apócrifos, y la fiesta ya se celebraba hacia el siglo X en occidente. En 1476 fue introducida en el Calendario universal por Sixto IV.

Tras un largo y apasionado debate entre teólogos, el franciscano escocés Juan Duns Scoto (1266-1308) acuñó la clave teológica de comprensión del dogma, afirmando que María ha sido preservada del pecado original en previsión de los méritos de Cristo. Pío IX definió el dogma con la bula «Ineffabilis Deus».

Para conmemorar esta celebración, Juan Pablo II visitó entre el 14 y el 15 de agosto de este año el santuario mariano de Lourdes en Francia. Al aparecerse el 11 de febrero de 1858, la Virgen María se presentó a Bernadette Soubirous, según narra el relato de las apariciones, como la «Inmaculada Concepción».

En el marco de las celebraciones que tienen lugar en Roma, del 4 al 8 de diciembre se celebra en la Universidad Pontificia Lateranense el XXI Congreso Mariológico Mariano Internacional sobre el tema «María de Nazaret acoge al Hijo de Dios en la historia», que será presidido por el cardenal Paul Poupard, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura, en nombre del Santo Padre.

De la Pontificia Academia Mariana Internacional, promotora del congreso, forman parte los mayores expertos de mariología en el mundo, tanto católicos, como ortodoxos y protestantes.

Por otra parte, el 7 de diciembre tendrá lugar un concierto en honor de la Inmaculada Concepción en el Aula Pablo VI en el Vaticano con la participación de la soprano Montserrat Caballé, con el patrocinio del cardenal Francesco Marchisano, arcipreste de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, y de la Embajada de España ante la Santa Sede.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación