Los obispos peruanos quieren apoyar a los emigrantes en el extranjero

Celebran el 4 de setiembre el «Día del migrante y su familia»

Share this Entry

LIMA, viernes, 2 septiembre 2005 (ZENIT.org).- Con motivo del 4 de setiembre, día en el que la Iglesia en Perú celebrará el «Día del migrante y su familia», los obispos del país han confirmado su deseo de ofrecer su ayuda a los emigrantes en el extranjero.

Así lo manifiestan en un mensaje dirigido a todos los hombres y mujeres migrantes, que han debido dejar su patria y sus familias.

En la misiva, según explica una nota de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal, «los prelados expresan su preocupación por las situaciones dolorosas que genera la migración sobre todo en el entorno familiar, y muestran su disposición de acompañar, escuchar y aliviar en sus necesidades a los que están fuera y dentro de nuestro país, a través de la Pastoral de la Movilidad Humana».

«También recuerdan las raíces cristianas del pueblo peruano y destacan la fe viva de nuestros compatriotas en el exterior, expresada especialmente en su devoción al Señor de los Milagros», añade el comunicado.

En el marco de la celebración de este año eucarístico, los prelados invitan a los peruanos y peruanas que viven en el extranjero a intensificar su participación en la Eucaristía, para hacerse promotores de comunión, paz y solidaridad.

Los Obispos, agradecen a las Iglesias hermanas que acogen a miles de peruanos y peruanas, procurando hacerlos sentir como en casa e integrándolos a sus nuevas realidades, asimismo se comprometen a asumir a los inmigrantes que se encuentran en nuestro país.

El texto íntegro del mensaje –entregado recientemente a los peruanos residentes en Australia y Japón– puede leerse en la página web de la Conferencia Episcopal Peruana: http://www.iglesiacatolica.org.pe.

El episcopado prepara con motivo de esta jornada un «Gran Festival Intercultural» –precedido por una misa– en el que participarán los miembros de las comunidades de diferentes países residentes en Perú, y los familiares de los migrantes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación