Pakistán: Cientos de miles de fieles celebran a María, «Señora de la Eucaristía»

En la peregrinación que dio inicio en Mariamabad al Congreso Eucarístico nacional

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

MARIAMABAD, martes, 13 septiembre 2005 (ZENIT.org).- Cientos de miles de hombres y mujeres de toda edad y condición participaron a la peregrinación mariana que en Mariamabad («Ciudad de María») –a unos 90 kilómetros al sur de Lahore (capital provincial de Punjab)– dio inicio el viernes a los dos días de trabajos del Congreso Eucarístico nacional de Pakistán, país de mayoría musulmana.

«María y la Eucaristía» ha sido el tema de esta 56ª Peregrinación mariana, celebrada en las últimas semanas del Año de la Eucaristía convocado por el Papa.

La peregrinación anual al Santuario de Mariamabad, en la archidiócesis de Lahore, puede llegar a reunir a más de medio millón de fieles. Es uno de los acontecimientos más importantes de la comunidad católica de Pakistán.

Denominada en la lengua local «ziarat», la peregrinación representa un momento en que los católicos pakistaníes se encomiendan con gran devoción a la Virgen María, venerada en el Santuario fundado en 1949 por el padre Frank, capuchino de origen belga que murió mártir.

A pié, en bicicleta, en coche o en transporte público, fieles de todo el país se dirigen orando a Mariamabad durante varios días, pidiendo a Nuestra Señora gracias especiales. Habitualmente en la peregrinación también se registra la presencia de creyentes musulmanes.

Los cientos de miles de fieles llegaron en peregrinación a Mariamabad al alba del viernes; en la tarde comenzó, encabezada por el arzobispo de Lahore –monseñor Lawrence John Saldanha—, la procesión oficial.

Desde el santuario, los peregrinos recorrieron las calles de la ciudad acompañados del rezo del rosario y de canciones religiosas. De regreso al santuario les bendijo el prelado.

Una niña de la escuela católica coronó la imagen de la Virgen y entonó un himno mariano con sus compañeras. Los peregrinos llevaron ofrendas, como coronas, flores y collares.

Durante la celebración, el padre Younan Shahzad –profesor en el seminario «Cristo Rey» de Karachi–, habló del tema principal del Congreso Eucarístico: «Cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga» (1 Co 11, 26)

«La Eucaristía es el punto central de la vida y de la fe católica, y nosotros en la Eucaristía estamos unidos con Cristo»; «al mismo tiempo, comer el mismo pan y beber del mismo cáliz es símbolo de unidad de fe», explicó el sacerdote, según cita «AsiaNews».

«Ésta es la forma más elevada de oración y un recurso para el encuentro con Cristo –recalcó–. La Eucaristía es la manifestación del amor infinito de Dios».

Aludiendo al tema del Congreso, recordó que «María es una realidad histórica que da a luz concretamente a Jesús y por lo tanto prepara una vía para nuestra salvación».

De ahí que María sea la «Señora de la Eucaristía»: llevó «una vida eucarística, porque su vida entera fue ejemplo de sacrificio», subrayó.

«Debemos partir nuestro pan y compartirlo con los demás –exhortó finalmente el padre Shahzad–: nos viene pedido por la Eucaristía, y es una solución para la pobreza del mundo, el hambre y los males de nuestra sociedad».

La población en Pakistán registra 1,2 millones de católicos. En conjunto los cristianos representan un 2,5% en un país de 155 millones de habitantes con un 97% de musulmanes (suníes en su mayor parte; chiíes un 20%).

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación