Episcopado ecuatoriano: llamamiento para impedir la entrada en vigor de ley pro-aborto

QUITO, martes, 7 noviembre 2006 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal Ecuatoriana vuelve a rechazar la Ley Orgánica Sustitutiva al Código de la Salud.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

En un comunicado de prensa del 1 de noviembre firmado por el presidente del organismo eclesial, se recuerda que éste «en repetidas ocasiones» «ha manifestado su preocupación por la posible aprobación del nuevo Código de Salud que se cursaba en el Congreso Nacional».

Y es que se advertía en tal Código «una deficiente visión antropológica y una equivocada orientación ética», prosigue.

El episcopado «en mayo del presente año puso claramente de manifiesto su oposición a toda legislación en contra de la vida, particularmente contra la
despenalización del aborto y la comercialización de la llamada píldora del día después», continúa el obispo de Machamala, monseñor Néstor Herrera Heredia.

Y «en septiembre, ante la aprobación de algunos artículos constantes en el nuevo Código de Salud, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana volvió a rechazar el ataque a la familia, ya que dichos artículos facilitan el uso de
anticonceptivos a los adolescentes con independencia de sus padres y violentan la conciencia de los médicos al exigirles practicar abortos en determinadas circunstancias», denuncia.

Y el 20 de octubre la Conferencia Episcopal de Ecuador se dirigió al presidente del Congreso Nacional y a cada uno de los legisladores «haciéndoles notar que el nuevo Código de la Salud es claramente opuesto a la ley de Dios, a la ley natural y a la dignidad de las personas», recuerda el prelado.

«Hicimos este llamado a los legisladores por ser representantes de un pueblo de convicciones cristianas que no pueden desconocer ni menospreciar -aclara-, tanto más que la mayoría de los mismos legisladores se confiesan cristianos católicos, en cuyo caso parece que no responden a sus convicciones sino a intereses de orden económico, o político o de empresas farmacéuticas».

Ante la aprobación de este nuevo Código de Salud (el 1 de noviembre), «hago nuevamente un llamado respetuoso pero firme a todas las instituciones, familias y personas católicas a encontrar cauces para evitar que esta ley entre en vigencia», exhorta el presidente del episcopado ecuatoriano.

Tal ley «es atentatoria contra la autoridad de los padres de familia, de los educadores, de los profesionales médicos e introduce una cultura de muerte y no de vida», expone.

El texto de la comunicación que se dirigió al presidente Congreso Nacional y a cada uno de los legisladores se publicó en Zenit, el 25 de octubre de 2006.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación