«Quien se queda en la interpretación política se pierde lo mejor de la Iglesia»

Según Isidro Catela, director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española

Share this Entry

SALAMANCA, martes, 21 noviembre 2006 (ZENIT.orgVeritas).- El director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Isidro Catela, consideró este martes que la información de la Iglesia no puede ser «interpretada exclusivamente en clave política», añadiendo que «quien se queda en esa clave se pierde lo mejor de la Iglesia».

Catela participó en el curso «La Iglesia en los medios de comunicación», convocado por la Cátedra San Pedro Poveda de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, en el que también participan –entre otros– el sacerdote y director de la programación socio-religiosa de la Cadena COPE, Manuel María Bru; y el periodista de información religiosa del periódico ABC, Jesús Bastante.

Como Iglesia, Isidro Catela dijo que «tenemos a diario la responsabilidad de mejorar la comunicación», pero al mismo tiempo, mostró que «los medios deben hacer autocrítica sobre la Iglesia que presentan».

«Una visión reduccionista no hace justicia a la verdadera realidad de la Iglesia», expresó.

Catela centró su intervención, titulada «Comunicación institucional en la Iglesia», en los aspectos y el trabajo del servicio de información de la CEE. La primera parte de su ponencia sirvió para explicar la definición de la comunicación institucional y su aplicación práctica en la Iglesia y destacó el «gran protagonismo mediático» que tiene la información de la Iglesia en general.

«Resulta paradójico que la Iglesia aparezca como una de las instituciones menos valoradas y a la vez sea una de las más solicitadas, no sólo por los medios de comunicación», expresó el director de la Oficina de Información de la CEE.

Asimismo, en la segunda parte de su intervención, Catela mostró las funciones, actividades y experiencias que le han tocado vivir desde su posición de director de la Oficina de Información de la CEE, tales como la muerte de Juan Pablo II, la elección de Benedicto XVI, la visita del Santo Padre al Encuentro Mundial de las Familias o las elecciones en la CEE, y destacó como en toda esta labor es importante la «identidad» y la «coherencia» a la hora de ofrecer la comunicación institucional.

A nivel personal, reconoció que esta etapa está suponiendo un «crecimiento como persona y como creyente» y explicó a los presentes que también ha aprendido a ser «cada día más humilde», puesto que «no todo depende de uno mismo».

Sobre los retos de la Comunicación Institucional de la CEE, el director de su Oficina de Información destacó que se intentará «mejorar la comunicación interna y la página web». También anticipó que algunos de estos aspectos se irán presentando progresivamente en el próximo año 2007.

En la jornada de mañana, Manuel Bru abordará la «Pastoral y Medios de
Comunicación». En declaraciones a Veritas, anticipó algunas de las propuestas concretas para esta pastoral y destacó la necesidad de «establecer cauces de diálogo entre las instituciones eclesiales y los medios de comunicación social públicos y privados».

Bru, subrayó la necesidad de buscar «un conocimiento mutuo más transparente tanto de las personas más significativas del mundo de los medios por parte de la Iglesia, como de la Iglesia por parte del mundo de los medios».

También destacó la necesidad de «potenciar la comunicación interna» y promover a «agentes de la cultura y de la comunicación social, la creación de grupos y asociaciones católicas de profesionales de la comunicación y la proliferación de páginas webs de instituciones e iniciativas eclesiales».

No obstante advirtió que hay que «estar atentos a no dejarse engañar por la manipulación mediática, especialmente por los tópicos de la desinformación religiosa y promover las iniciativas científicas de análisis de esta información y ser canales de información objetiva ante la comunidad cristiana».

Por su parte, el periodista de ABC, Jesús Bastante expresó durante la jornada de este lunes, 20 de noviembre, su experiencia en la información religiosa y destacó que «no hay necesariamente que ser un periodista católico para hacer una buena información religiosa», aunque sí reconoció que es necesario «que seamos honestos y contrastemos nuestras informaciones».

Para Bastante, «desde ciertos sectores de Iglesia se ha cavado una trinchera en la que, los que no están de su lado –es decir, los que no pertenecen a medios confesionales o hacen gala públicamente de una catolicidad absolutamente fiel a Roma–, son automáticamente considerados malos profesionales, mentirosos y, lo que es peor, malas personas» y denunció que «a algunos compañeros se les ha acusado incluso de cuestiones que tocan su vida personal desde medios confesionales, lo que es absolutamente inaceptable».

Finalizó su intervención pidiendo respeto a «los medios sin atacar a la Iglesia y a la Iglesia sin menospreciar a los medios y a sus profesionales».

«En el fondo es muy fácil acabar con la trinchera y tender puentes», explicó Bastante, destacando que «si la Iglesia abre sus puertas, lógicamente saldrán fantasmas e injusticias, como en toda entidad humana, pero estamos hablando de una institución creada por Cristo para el bien del hombre».

«Necesariamente la Iglesia debe tener más cosas, muchas más cosas buenas que malas», concluyó.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación