«Stop» a los suicidios de granjeros: prioridad de «Caritas India»

El organismo católico idea el programa integrado «Salva a los granjeros-Salva La India»

Share this Entry

BOMBAY, jueves 8 febrero 2007 (ZENIT.org).- Frenar los suicidios de granjeros en el país es actualmente prioridad de la mayor Organización No Gubernamental (ONG) nacional de la Conferencia de los Obispos Católicos de La India (CBCI), «Caritas».

Por ello ha ideado un programa integrado, denominado «Salva a los granjeros-Salva La India», del que da detalles la CBCI difundiendo una nota informativa de «Sar News».

«Una aproximación integrada al desarrollo de la región granjera incluye una gestión sostenible de los recursos naturales, micro-créditos y el refuerzo de los granjeros para luchar contra las elevadas tasas de suicidio entre los marginados», explicó a la citada agencia india el padre Varghese Mattamana, director ejecutivo de «Caritas India», el lunes.

Anunció que el foco de atención del organismo católico de ayuda, este año, se sitúa entre los granjeros pobres y marginaos; igualmente destinará la mayor parte de sus posibilidades económicas anuales en el plan de desarrollo integrado destinado a granjeros.

«Planeamos una intervención a gran escala contra el suicidio de granjeros en todo el país basándonos en nuestra exitosa implementación del programa en el distrito de Wynad en [el Estado] de Kerala, donde hemos logrado contener los suicidios de granjeros», explicó –desde Bombay- el responsable de «Caritas» del país.

En el citado distrito, más de dos mil granjeros pobres y marginados que se unieron a un grupo de autoayuda del plan de desarrollo de «Caritas India» no llegaron al suicidio.

Se han abierto más de un cuarto de millón de tales grupos entre las comunidades marginadas en la India, confirmó.

Los miembros de estos grupos «han logrado capacidades de liderazgo y de gestión para aprovechar al máximo sus pequeños recursos y acceso a los de bancos e instituciones del gobierno para mejorar su calidad de vida», prosiguió.

«Deseamos llevar tal estrategia a la región de Vidharbha en Maharashtra, para llegar a los granjeros allí donde las tasas de suicidio han aumentado»; «cada uno de nosotros -observa- es responsable de construir una India más fuerte y por lo tanto necesitamos políticas que sean mucho más eficaces».

El programa integrado del distrito de Wynad ayudó a contener los suicidios de granjeros gracias a la intervención de «Caritas India».

De ahí que este organismo planifique potenciar esta estrategia y difundirla en más zonas del país, como Maharashtra o el Estado de Gujarat, apuntó el padre Mattamana.

Organización sin ánimo de lucro, «Caritas India» es el brazo de la caridad de la CBCI. Lleva más de cuatro décadas desplegando su esfuerzo humanitario y de desarrollo, y atendiendo a pobres y marginados sin distinción de casta, credo o raza.

La red de «Caritas India» está formada por 144 sociedades de servicio social, 11 foros religiosos y ONGs asociadas que trabajan por el desarrollo humano sostenible y la gestión del medio ambiente.

Ya en distintas ocasiones la Iglesia en la India ha dado la voz de alarma por el drama de los suicidios entre los trabajadores rurales, abrumados por el excesivo endeudamiento.

Estadísticas oficiales que cita la Agencia del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras «AsiaNews.it» revelan 4 mil muertes, en el último lustro, entre cultivadores en Maharashtra, Andhra Pradesh, Karnataka y Kerala, si bien estadísticas independientes elevan la cifra a 18 mil.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")