La Jornada de la Juventud de Sydney busca hogares anfitriones para jóvenes peregrinos

La organización lanza la convocatoria «HomeStay»

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

SYDNEY, lunes, 16 julio 2007 (ZENIT.org).- Contando con la amabilidad y acogida de los residentes de Sydney (Australia), la organización de la Jornada Mundial de la Juventud 2008 invita a las familias locales a alojar a jóvenes peregrinos que, el próximo julio, llegarán en gran número a la ciudad.

El año que viene, la XXIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 15 al 20 de julio, será un gran encuentro de fe y fiesta de jóvenes del mundo con el Papa, reunidos en torno a las palabras de Jesús: «Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que descenderá sobre vosotros, y seréis mis testigos» (Hechos 1, 8).

Benedicto XVI difundirá el próximo viernes el Mensaje que prepara, para los jóvenes, en torno a esta convocatoria.

El domingo pasado, la organización de la JMJ abrió la inscripciones para «HomeStay», un programa para que los residentes que lo deseen puedan alojar voluntariamente en su hogar a dos o más peregrinos, extranjeros o residentes de otras ciudades más retiradas de Sydney.

Para lanzar «HomeStay» se ha escogido el día que marca exactamente un año para la celebración de la Misa de apertura de la JMJ, que presidirá el cardenal George Pell y concelebrarán obispos y sacerdotes de todo el mundo.

Se espera a medio millón de jóvenes en la JMJ de Sydney; 125.000 serán de otros países; 175.000 de otras ciudades australianas, estima la organización.

La mayoría de los jóvenes será alojada en escuelas y salones parroquiales, pero –según el obispo Anthony Fisher OP, coordinador de la JMJ- se calcula que unos 50.000 necesitarán acogida en los alrededores de Sydney.

«La gente de Sydney es amigable y generosa, y estamos seguros de que muchos abrirán sus corazones y sus hogares a la juventud peregrina que llega desde muy lejos de su ciudad», afirma el prelado.

Y anima a los residentes a que demuestren su célebre hospitalidad, brindando a los visitantes internacionales una experiencia inolvidable.

Un comunicado de la JMJ cuenta el caso de Cheryl Fernández y de su hermano Carl, residentes de Sydney. Se alojaron cada uno con una familia diferente en Colonia (Alemania), en la JMJ de 2005. Su familia tiene previsto ser anfitriona para los peregrinos del próximo año.

Para Cheryl, «HomeStay» representa «una oportunidad para promover la hospitalidad de Australia y su espíritu de comunidad»; «no es solamente para los católicos, sino para todas las comunidades extendidas de Sydney».

«Cuando estuve en Colonia fui tratada como un miembro de la familia, y eso es algo que recordaré siempre -reconoce-. Ahora la cita es aquí, en Sydney, y quisiera devolver el favor y demostrar a nuestros visitantes del extranjero esa espléndida hospitalidad australiana por la que ya tenemos fama».

Anima en especial a las familias que hablen otros idiomas, aparte de inglés, a que se involucren en la iniciativa como anfitriones.

Las comunidades de todos los barrios de Sydney se están preparando ya para recibir a los peregrinos el año que viene.

Grupos comunitarios como parroquias, escuelas y clubes están invitados a tomar parte también en «HomeStay».

A los participantes de «HomeStay» se les pedirá que faciliten lugar para dormir y desayuno para dos o más peregrinos –que deberán tener más de 18 años-. La acogida debe abarcar del 14 al 21 de julio de 2008.

Más información, participación en «HomeStay» e inscripciones a la JMJ, en la página oficial plurilingüe: www.wyd2008.org.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación