El presidente del episcopado italiano pide a Amnistía Internacional dar marcha atrás

En su decisión de apoyar el aborto

Share this Entry

ROMA, martes, 18 septiembre 2007 (ZENIT.org).- El arzobispo Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal de Italia, ha invitado a Amnistía Internacional a dar marcha atrás en su reciente decisión de reconocer el aborto como un derecho.

Al inaugurar este lunes las sesiones de trabajo del Consejo permanente de la Conferencia, confirmó el valor intangible de la vida humana.

Para el arzobispo de Génova, la decisión de la organización no gubernamental manifiesta el «peligroso resquebrajamiento al que están sometidas las conciencias humanas».

El presidente de la Conferencia ilustró que, desde el punto de vista de los derechos humanos hay valores «innegociables», como «el valor intangible de la persona y de la vida humana», la familia fundamentada sobre el matrimonio», «la libertad de los padres para educar a los hijos», «la libertad que, lejos de ser mero arbitrio, es una adhesión comprometida al bien y a la libertad».

Estos valores de referencia, explicó el presidente, «constituyen la ética de fondo que, a pesar de las incoherencias y de nuevos desafíos, da cuerpo a ese sentido de reconocimiento recíproco y de pertenencia común que nos hace sentir la sociedad como una casa abierta y acogedora a todos los que quieren entrar respetuosamente».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")