Argentina y Chile esperan la visita del Papa en 2008

Con motivo de la solución pacífica por el Canal de Beagle

Share this Entry

BUENOS AIRES, miércoles, 14 noviembre 2007 (ZENIT.orgAica).- El secretario de Estado y enviado papal a la beatificación de Ceferino Namuncurá, cardenal Tarcisio Bertone, señaló que la presidenta electa argentina Cristina Fernández de Kirchner y la presidenta chilena Michelle Bachelet, desean que el papa Benedicto XVI visite estos países en 2008, con motivo del «trentenio» de la resolución pacífica del conflicto binacional por el Canal de Beagle.

El purpurado vaticano, acompañado por el nuncio apostólico, el arzobispo Adriano Bernardini, hizo este anuncio en la Casa Rosada, tras una reunión «protocolar» por más de media hora en el despacho presidencial con el presidente Néstor Kirchner y la primera dama.

Se conoce como Conflicto del Beagle al desacuerdo sobre la soberanía de las islas ubicadas al sur del Canal Beagle y sus espacios marítimos adyacentes, protagonizado por la República Argentina y la República de Chile.

El conflicto pudo acabar en guerra si no hubiera sido por la intervención de Juan Pablo II, quien asistido por el cardenal Antonio Samoré como responsable de sus buenos oficios, medió para lograr un acuerdo entre los dos países sudamericanos en 1984.

El cardenal Bertone señaló que transmitió al matrimonio Kirchner el saludo del Santo Padre y que dialogaron sobre el primer trabajo de los jóvenes, la educación y la tarea de los salesianos en la Patagonia, a la que definió como «una misión extraordinaria y heroica».

«El presidente y la nueva presidenta han reconocido el trabajo social y religioso de los salesianos», reveló.

Tras asegurar que su visita de cinco días al país fue «molto bene», destacó las «cosas buenas que tiene el pueblo argentino», sobre todo «la voluntad y genio argentino».

El cardenal Bertone valoró la «colaboración de la Iglesia para una convivencia pacífica con todos aquellos que se dedican al bien común del país», y parafraseando al jefe de Estado argentino, que dice que durante su gestión la Argentina «salió del infierno y está en el purgatorio», expresó confianza en que la nueva presidenta pueda «sacarlo de allí para elevarlo hasta el paraíso».

El enviado papal llegó a la Casa de Gobierno a las 11.10 acompañado por el nuncio apostólico, su secretario personal, monseñor Lech Pinchota; y el secretario de la Nunciatura, monseñor Alberto Perlasca.

Tras el encuentro con el matrimonio presidencial, al que se sumaron el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador argentino ante la Santa Sede, Carlos Custer, el cardenal Bertone ofreció una rueda de prensa, en la que dio detalles de lo conversado con Néstor y Cristina Kirchner.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")