La Santa Sede prepara el Encuentro Mundial de las Familias de México en 2009

Una ocasión para responder a los ataques contra la institución fundamental de la sociedad

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 23 noviembre 2007 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha comenzado la preparación del Encuentro Mundial de las Familias que tendrá lugar en la Ciudad de México del 16 al 18 de enero de 2009.

El tema que Benedicto XVI ha adoptado para este encuentro es «La familia, formadora en los valores humanos y cristianos».

El Consejo Pontificio para la Familia, cuyo presidente es el cardenal Alfonso López Trujillo, convocó en la sede de la Academia de las Ciencias Sociales, la Casina Pío IV del Vaticano a 25 cardenales, arzobispos, obispos, expertos y periodistas para informar y discutir sobre los grandes desafíos que la familia afronta en estos momentos.

El cardenal López Trujillo considera que ese encuentro será una oportunidad para reaccionar ante los ataques lanzados contra la familia y para dar aliento a los cónyuges cristianos.

El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, informó sobre las iniciativas que la diócesis está promoviendo para preparar el encuentro.

«Esperamos –confesó– que, aunque no haya confirmación oficial, el Papa pueda venir en peregrinación a Guadalupe: él lo desea y el pueblo mexicano desea acogerlo».

Con motivo de esta iniciativa, se convocará, entre otras iniciativas, un encuentro latinoamericano al que se invitará a políticos, legisladores, y responsables de la administración pública, para promover leyes a favor de la vida y de los más pobres.

En la carta que envió el 1 de octubre pasado al cardenal López Trujillo para convocar esta cita, Benedicto XVI afirma: «En unos momentos en que se advierte una frecuente disociación entre lo que se dice creer y el modo concreto de vivir y comportarse, este próximo Encuentro Mundial de las Familias se propone alentar a los hogares cristianos en la formación de una recta conciencia moral que, fortalecida por la gracia de Dios, ayude a seguir fielmente su voluntad que nos ha revelado por medio de Jesucristo y que ha sembrado en lo más íntimo del corazón de cada persona».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")