La Red Informática de la Iglesia en América Latina ante la brecha digital

Print Friendly, PDF & Email

Por Edgardo Horacio Lürig

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SANTA FE DE LA VERA CRUZ, sábado, 24 noviembre 2007 (ZENIT.org).- Publicamos una intervención de Edgardo Horacio Lürig, responsable de Formación del Centro Nuestra de Guadalupe de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (www.riial.org/centro RIIAL), sobre « La brecha digital y la sociedad de la información, una mirada desde la RIIAL» (www.riial.org/centro).

* * *

Antes de entrar de lleno en el aporte sobre brecha digital desde la mirada de la RIIAL (Red Informática de la Iglesia en América Latina) y desde el Centro Nuestra Señora de Guadalupe, creo conveniente definir previamente que entendemos por brecha digital y sociedad de la información.

Nos dice la Wikipedia: brecha digital es una expresión que hace referencia a la diferencia socioeconómica entre aquellas comunidades que tienen Internet y aquellas que no, aunque también se puede referir a todas las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (teléfonos móviles y otros dispositivos). Como tal, la brecha digital se basa en diferencias previas al acceso a las tecnologías. Este término también hace referencia a las diferencias que hay entre grupos según su capacidad para utilizar las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) de forma eficaz, debido a los distintos niveles de alfabetización y capacidad tecnológica. También se utiliza en ocasiones para señalar las diferencias entre aquellos grupos que tienen acceso a contenidos digitales de calidad y aquellos que no.

«La brecha digital se define como la separación que existe entre las personas (comunidades, estados, países…) que utilizan las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben cómo utilizarlas».

Con respecto al término Sociedad de la información, la Wikipedia nos dice que: «Una sociedad de la información es una sociedad en la que la creación, distribución y manipulación de la información forman parte importante de las actividades culturales y económicas».

La sociedad de la información es vista como la sucesora de la sociedad industrial. Relativamente similares serían los conceptos de sociedad post-industrial (Daniel Bell), posfordismo, sociedad postmoderna, sociedad del conocimiento, entre otros.

Desde la perspectiva de la economía globalizada contemporánea, la sociedad de la información concede a las TIC, el poder de convertirse en los nuevos motores de desarrollo y progreso.

En todo caso, aun quienes se muestran optimistas con respecto a la «Sociedad de la Información», admiten que la brecha digital es uno de los principales obstáculos en este modelo de desarrollo. A grandes rasgos, este fenómeno se refiere a todos aquellos sectores que permanecen por muy diversas razones, al margen de los beneficios y ventajas asociados a las TIC .»

La Red Informática de la Iglesia en América Latina

La UNESCO, en el I Congreso Continental de Iglesia e Informática, en el año 2003, ha destacado el papel de la RIIAL, como una red social única en el mundo. No por su infraestructura tecnológica (que no es mucha), sino fundamentalmente por sus principios que a continuación veremos.

La RIIAL, surgida antes de que el fenómeno Internet se expandiera en el continente latinoamericano, dio respuestas concretas al problema de la brecha digital. Pero antes abordar dichas respuestas, creo conveniente, explicar que es la RIIAL y cual es su filosofía .

La RIIAL es: Una Red de personas, de la Iglesia, para la Iglesia y para la Sociedad. Para la Iglesia: Instrumento de comunicación. Para la sociedad: Instrumento para el encuentro y la evangelización. Permite: Acortar distancias, reducir tiempos, disminuir costos, reunir conocimientos, encontrar y distribuir información. Inicialmente estaba pensada para ser una red informática, de ahí su nombre. Con el tiempo, se convirtió en una importante red social.

Es un instrumento para la comunión porque ayuda a conocer-comprender la situación que viven los demás, compartir experiencias, documentos y recursos, estrechar los vínculos entre las Iglesias particulares, compartir la vivencia de la fe, contemplar juntos la realidad del Continente a la luz de la fe, conjuntar esfuerzos para la evangelización, hacer accesibles recursos y conocimientos a los grupos más necesitados, llegar a los agentes de Evangelización oportunamente.

Con el uso de la informática se ha desarrollado la ciencia, se han impulsado las empresas, se han humanizado muchas tareas. Así pues, ambos pueden servir también para la Evangelización, teniendo en cuenta que es un proceso generalizado en el mundo, y que los signos de los tiempos nos impulsan a servirnos de él.

«La capacidad de formar equipos de personas que colaboren entre sí para lograr una meta común, ha mostrado siempre ser muy fructuosa. Pero yo diría que hoy se trata de un método irrenunciable. La configuración de nuestro mundo ya no admite las figuras solitarias que brillan y se extinguen en un fulgurante aislamiento. La complejidad de la sociedad actual requiere una visión interdisciplinar. Nadie puede permitirse el lujo de rechazar la aportación de los otros sin correr el riesgo de ser más pobre. La colaboración de todos en este campo es, si cabe, más necesaria y más urgente que nunca. Al formar una red, siendo cada uno quien es, se hace capaz de escuchar a los demás, compartir sus hallazgos y sentarse a la mesa de un banquete donde todos dan y reciben, aceptada la invitación del «Presidente del Ágape». Suscitar redes implica a la vez paciencia y humildad por parte de todos. Así los frutos son mayores y más permanentes, pues se ve que no sólo el mensaje es el de Cristo, sino también lo es el modo como se expresa, y es vivido en unidad por las personas que lo proclaman.» (S.E.R. Pierfranco Pastore, Secretario del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales. Lima, 24 de marzo 2000).

El proyecto técnico estudia soluciones en tres áreas:

• La Comunicación: Comunicar a las personas e instituciones, asegurar la privacidad y reserva de las comunicaciones y acortar distancias, tiempos y costos

• Las Bases de Datos: Ayudar a acceder a entidades y encontrar personas, proveer de estadísticas y datos que ayuden a comprender la realidad, proveer los datos de los cristianos de manera que puedan ser fácilmente accedidos, mantener actualizadas y accesibles las Guías Eclesiásticas y demás datos de interés general y proveer de programas para la gestión económica

• Los Bancos Documentales: Digitalizar la documentación de la Iglesia para su mejor conservación y difundir la sabiduría y la enseñanza eclesial de manera sencilla y accesible

Contribuciones de la RIIAL en la reducción de la Brecha Digital

La RIIAL, desde sus orígenes ha sido misionera en esta cultura digital. Impulsada por el «Id y evangelizad hasta los confines del mundo», ha buscado siempre la inclusión en el área de las TICs favoreciendo a los «… los excluidos por el analfabetismo tecnológico…».

• «Una red humana de respuestas y ayudas»: «Todo miembro de la RIIAL que encuentre soluciones específicas para su propio contexto, esta invitado a compartirla con los demás, en el espíritu solidario de la RIIAL. Se trata de un espacio colaborativo, un modo de uso de la informática con espíritu de colaboración, de comunicación y comunión… …Puede compararse con una «mesa común» en la que cada uno participa según su identidad eclesial y ofrece sus hallazgos de forma gratuita para los demás miembros, beneficiándose a su vez con lo de los otros. Esto genera una conciencia de red.» «Una Red, dentro de la gran red de la humanidad, que se convierta en permanente agencia de sentido, que ofrezca como contenidos al hombre de hoy resp
uestas certeras y que siempre esté dispuesta a dar razones de nuestra esperanza (cf. 1 Pe 3,15)».

• «Llegar a los últimos»: Desde sus inicios, la RIIAL ha tenido como eje principal de su acción «Llegar a los últimos». Es decir, uno de sus objetivos principales ha sido «construir una red para la comunión eclesial, que sirva a los más pobres y necesitados y que lleve el mensaje del evangelio hasta el último rincón del continente». Como se lee al pie del sitio web de la RIIAL: «Mientras exista en el continente un sacerdote, una comunidad religiosa, un catequista, un agente de pastoral que esté necesitado de comunicación y de asistencia de materiales para su vida y su trabajo evangelizador, la RIIAL estará ‘en construcción’ y no habrá completado su objetivo».

• «Necesidad-Servicio»: La RIIAL ha ideado soluciones siempre de acuerdo a la ecuación «Necesidad-Servicio», es decir, ha creado servicios que apunten a necesidades reales y concretas. Ejemplo: Si la Iglesia necesitaba comunicación, la RIIAL buscó soluciones diversas de comunicación: e-mail, correo, telefonía, etc. Más adelante, veremos algunos ejemplos de redes de comunicación creadas con pocos recursos pero con mucho ingenio.

• «Traje a medida»: Otro concepto fundamental en la filosofía RIIAL es confeccionar el «traje a medida», ya que el proyecto es aplicado según la realidad: No se aplica de una única forma. Se tienen en cuenta, en cada país, diócesis, etc., los objetivos eclesiales propios a corto, mediano y largo plazo, las condiciones socio-económicas de la Iglesia local. Las personas que lo llevan adelante, las necesidades concretas de cada punto de la Red, la cultura a la que servirá, las posibilidades técnicas del mercado propio y la situación técnica del lugar.

• «Experiencias piloto»: Con su experiencia de casi 20 años, la RIIAL propone realizar los proyectos de TICs con la metodología de experiencia piloto, con un grupo reducido, gradualmente, por etapas. Y poco a poco, ir extendiendo el proyecto hasta alcanzar toda la realidad.

• «Principio de subsidiariedad»: Por el cual las diócesis más grandes o con mayor infraestructura o personal, «apadrinan» a diócesis más pobres o pequeñas.

• «Capilaridad»: «Se llega hasta el último no por disponer de una gran infraestructura, sino por la dinámica de la capilaridad de la propia iglesia». La RIIAL aprovecha los canales que le son propios: capillas, parroquias, diócesis, conferencias, institutos, universidades, colegios, etc. para poder llegar al que necesita los servicios concretos.

Ejemplos de algunos Proyectos de Inclusión Digital que llevó adelante la RIIAL


– Experiencias de Conectividad, Eje de Comunicación:

– Argentina, Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz: Año 1995, construcción de una Red de correo electrónico sin Internet, con computadores 286, 386 y 486, bajo Windows 3.1. Dicha red aún funciona, combinada con una red más avanzada.

– Cuba, Conferencia Episcopal: Año 2000, construcción de una Red de correo electrónico con una única cuenta de correo a bajísima velocidad provista por el gobierno para todas las diócesis de la isla.

– Perú, Diócesis selvática: Año 2000, sin electricidad ni líneas telefónicas, construcción de una Red de correo electrónico a través de la tecnología de radio módem (Esto es servicio de email combinando computadoras y equipos de radio llamado). Con equipos antiguos. Dicha red aún funciona.

– Agencias de Noticias y Servicios Informativos:
La RIIAL ha ido acogiendo o generando agencias de noticias en formato digital, accesibles vía web o por envío de en formato de boletín digital o newsletter:

– ZENIT: Agencia electrónica informativa católica. «El mundo visto desde Roma», en español, inglés, francés, portugués, alemán, italiano y árabe. Noticias diarias, análisis semanal. Es la Agencia católica de mayor difusión en el mundo. Ver www.zenit.org.

– OBSERVATORIO DIGITAL (Servicio de Observación sobre Internet – SOI): Un asistente para el examen constante de diversas realidades en la Sociedad de la Información, y de la propia Internet como fenómeno técnico, cultural, religioso y social. Publica un Boletín semanal. Análisis sobre el impacto de las nuevas tecnologías y su uso en los diversos ámbitos sociales, desde una visión esperanzada, con base en los valores del Evangelio. Elabora estudios sobre la evolución de la «cultura digital» a través de un equipo interdisciplinar e intercultural desde América Latina y España. Ver www.observatoriodigital.net.

– Agencia informativa católica argentina: Noticias diarias vía e-mail con información de la Iglesia Argentina y universal. Información sobre obispados, obispos y documentos. Santoral. Documentos oficiales de la Iglesia. Temas de actualidad. Ver www.aica.org.

– Agencia electrónica informativa católica realizada en Perú. Servicios web con santoral, enciclopedia católica y muchos otros. Español, inglés y portugués. Ver www.aciprensa.com .

– Radio y Servicios para Emisoras:

– Radio Vaticano: Informativo semanal en español, portugués que llega automáticamente a todos los subscriptores a través de la RIIAL. Este llega en forma escrita y en audio según lo que el subscritor lo desee. El interés de este sitio es llegar a todos los interesados siguiendo la filosofía de la RIIAL pero especialmente a las emisoras, periódicos, televisión, etc. Actualmente se cuenta con muchos subscriptores que de diversas maneras esta en comunicación con nosotros. Este informativo vía e-mail puede también encontrarse en la pagina web de la Radio Vaticana, sección en español para América Latina y en la pagina web de la RIIAL. Todos los boletines se mantienen en un archivo para que pueda ser consultado posteriormente. Ver www.radiovaticana.org y www.radiovaticano.org/demand.htm.

– Bancos Documentales:
– Servidoras: Como la Iglesia necesitaba documentos eclesiales en formato digital para sus tareas pastorales, la RIIAL desarrolló los Bancos Documentales, disponibles vía web (www.servidoras.org.ar) pero también pensando en aquellos que no pueden acceder a Internet, disponibles en CD-ROM o incluso en disquetes que funcionan bajo Windows 3.1.

– Clerus: Documentos eclesiales en diferentes formatos e idiomas (CD, Smart-CD, Web, PDA, Móviles). Ver www.clerus.org.

– Biblioteca Electrónica Cristiana (BEC), actualizada constantemente, con los documentos más recientes del Magisterio pontificio y de la Santa Sede en general. Especialmente rica en Teología, Patrística, Pastoral, Humanidades. Ver www.multimedios.org.

– Desarrollo de Software Eclesial y Formación para la RIIAL

– Centro de Formación y Desarrollo de la RIIAL «N.S. de Guadalupe»: El Centro, surgido en el año 2003 a instancias del PCCS, desde el año 1999 ofrece el software gratuito para la gestión de curias diocesanas y parroquias llamado «Office Eclesial». El mismo funciona en diversas versiones para los diferentes tipos de computadoras: Desde PC 386 con Windows 3.1 hasta las de última generación, incluyendo Windows Vista. Linux o Mac no han sido contemplados como plataformas aún porque en base a estudios previos, el continente posee en su gran mayoría sistemas operativos Windows. Bajo Linux, hubo pruebas usando emuladores.

– Formación
– Centro de Formación y Desarrollo de la RIIAL «N.S. de Guadalupe»:

-Cursos presenciales sobre la RIIAL: Desde el año 2003, el Cen
tro ha organizado en forma colaborativa con las Conferencias Episcopales 18 cursos presenciales para la formación de Técnicos o Delegados RIIAL en los siguientes países: Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras (con la participación de Costa Rica, El Salvador y Nicaragua), Paraguay (2 veces), Chile, Venezuela (2 veces), Argentina, Uruguay, Cuba, Perú, México, Panamá y República Dominicana. Ha estado presente como Experto en los Talleres sobre Nuevos Lenguajes de la Comunicación organizados por el CELAM en Colombia, Argentina y El Salvador.

-Cursos de formación virtuales: Cursos virtuales del software Office Eclesial a bajo costo, para llegar de esa manera a muchas comunidades que no pueden costear los gastos de un curso presencial.

– Instituto Superior de Catequesis Argentino: El ISCA es un Instituto Superior nacional de catequética cuya finalidad se inscribe en el ámbito de la investigación y de la formación de formadores. Por eso asume la preparación de los que van a ejercer la responsabilidad de la animación, coordinación, conducción y/o formación en la catequesis a nivel diocesano, regional y nacional, en las casas de formación del clero y en el ámbito de las congregaciones religiosas. Ver www.isca.org.ar.

– Espacios de Estudio, Formación y Diálogo Interdisciplinar: Con la voz «formación interdisciplinar» la RIIAL está dando paso a una serie de personas y focos de sabiduría y cultura que desean hacer de su rica experiencia un patrimonio común y de la interrelación y el diálogo unas bases de conocimiento interdisciplinar en que se apoye el futuro. Filosofía, Cultura de la paz, formación en valores, etc. Ver www.riial.org/espacios.

– Webs eclesiales gratuitas
– Proyecto Trimilenio (www.trimilenio.com): La RIIAL provee a través de VE Multimedios, un espacio de alojamiento gratuito, diseño y soporte técnico para las parroquias, diócesis, movimientos, grupos juveniles, etc.

– Proyectos de las Conferencias Episcopales: Por último cada Responsable de la RIIAL de las Oficinas de Comunicación a nivel país, desarrolla proyectos de inclusión digital. Alguno de ellos son:

– Ecuador: Desarrollo del Plan Amanecer, Curso Virtual de Office Eclesial para todos los técnicos diocesanos, Programa de Radio «Sin cables», Manuales de Computación Básica para Párrocos, etc.

– Perú: La RIIAL Perú recorrió presencialmente todas las diócesis del país en la persona de la Sra. Rosa Ramón, visitando y ofreciendo los servicios propios.

– Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica: Desarrollo de la Red de Medios de Comunicación Centroamericana, aplicando los principios de la RIIAL a todos los MCS.

– Bolivia: La RIIAL Bolivia ha recorrido y visitado todo el país, formando en comunicaciones e informática. Ha desarrollado un Directorio online de todo el país. Un servicio muy importante es el ofrecido por www.diakonia.com, que es una escuela superior de comunicación audiovisual: Producciones audiovisuales, Campañas de promoción y educación sobre cultura y valores y Boletín electrónico.

– Portales:
Todos ellos ofrecen gran cantidad de subsidios para la vida espiritual, la pastoral, la información sobre la fe, consultorios familiares, fotos y dibujos digitales para hojas parroquiales y publicaciones, etc.
www.churchforum.org
es.catholic.net
www.encuentra.com
www.elvaticano.com
www.aciprensa.com

Conclusión
La RIIAL, de acuerdo a uno de sus lemas: «Mientras exista en el continente una persona que necesite comunicación, estará ‘en construcción’ y no habrá completado su objetivo». De acuerdo a la realidad sobre Brecha Digital que conocemos, la RIIAL estará en construcción permanente.

Y de la misma manera, todas las iniciativas tendientes a reducir la famosa Brecha Digital, también se encuentran en construcción permanente, ya que surgirán nuevos desafíos, nuevas tecnologías, nuevas comunidades incomunicadas.

La tentación que se da muchas veces en proyectos de tecnología y comunicación es pensar en la cuestión económica: que equipos se deben comprar, maquinaria, materiales, etc. Cuando en realidad, lo primero es tener bien claro el mensaje a transmitir, comprender que cada medio tiene su lenguaje, conocer a los destinatarios del mensaje y el equipo de personas con que se cuenta para el trabajo, verificar la ecuación necesidad-servicio, comenzar con lo que se tiene, ya que no siempre «lo último» es lo que sirve. Lo que sirve viene evaluado de su capacidad para satisfacer la necesidad planteada y trasmitir el mensaje deseado, ya que a veces las cosas «viejas» o sistemas que combinan resultan ser los más adecuados para nuestra necesidad concreta. Como la RIIAL lo ha comprobador en algunas de sus experiencias, hechas con muy pocos recursos.

La clave está en las personas. No en las computadoras, no en las tecnologías, no en las estructuras. La conexión no asegura la comunicación. La clave está en conformar una red de personas, que mediante su compromiso y convencimiento personal, hagan lo posible para que la comunicación «llegue al último». Y «llegar al último» será posible si cada persona que conforma la red se convierte en un «tejedor de redes», es decir, en gente que dedique tiempo y esfuerzos a abrir espacios comunes de colaboración con otros individuos y entidades, de modo que los esfuerzos de cada uno se articulen entre sí, configurando áreas más amplias de comunión y de participación, incluso de una forma interdisciplinar que atraviese las fronteras de la propia específica área de acción.

El tejedor de redes es aquél que, sin dejar de ser él mismo, es capaz de mirar a su alrededor, comprender también los estilos y metas de los demás y dialogar con ellos para acomunar esfuerzos en lo posible. La reflexión conjunta ayuda a establecer vínculos más duraderos y permite ofrecer servicios más amplios a los destinatarios de ambos. Vista en esta clave, la pluralidad de formas, estilos o sensibilidades no sólo no constituye ningún obstáculo, sino se manifiesta como una gran riqueza para el conjunto.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }