Católicos y matrimonio en Estados Unidos: luces y sombras

Los obispos presentan una encuesta

Share this Entry

WASHINGTON, martes, 18 febrero 2008 (ZENIT.org).- Siete de cada diez católicos se describen a sí mismos como al menos «familiarizados» con la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio, y en torno a un tercio dicen que están «muy familiarizados».

Este es uno de los resultados que ofrece una encuesta del Centro de Investigación Aplicada sobre Apostolado de ese país que ha sido hecha pública por los obispos estadounidenses la pasada semana.

En una declaración sobre la investigación, el arzobispo Joseph Kurtz, presidente de la Subcomisión episcopal sobre Matrimonio y Vida Familiar, dijo que los resultados presentan «un cuadro mixto» y que «ello nos da razones para estar agradecidos y esperanzados. También suscita preocupaciones y nos presenta desafíos».

Según la encuesta, el 70% de los actuales católicos casados en Estados Unidos se casaron en la Iglesia o su matrimonio fue bendecido. Una ligera mayoría de católicos (55%) dice que sus puntos de vista sobre el matrimonio han sido al menos «algo» informados por la enseñanza de la Iglesia.

Explicando los resultados, el arzobispo Kurtz de Louisville, Kentucky, dijo que es necesario hacer una distinción entre aquellos católicos que asisten a misa semanalmente y los que no. «Los que van a misa semanalmente es más probable que los que van menos frecuentemente, que estén actualmente casados, tengan una esposa católica y tengan puntos de vista sobre el matrimonio que están informados por su fe y son coherentes con la enseñanza de la Iglesia».

El estudio revela que el actual estado civil de los católicos está a menudo relacionado con el estado civil de sus padres. Los católicos casados, más probablemente que los que están separados o divorciados y los que conviven, dicen que sus padres están (o lo estuvieron antes de morir) casados.

«Esto muestra el poder comunicado por un ejemplo positivo de fidelidad –afirmó el  arzobispo Kurtz–. Otro resultado, sobre el que podemos construir, es que dos tercios de los católicos dicen que su punto de vista sobre el matrimonio está informado por su bagaje y experiencia familiar. La próxima generación de jóvenes católicos está siendo muy influenciada por el matrimonio de sus padres hoy. ¿Será la influencia positiva o negativa? Esta es una cuestión clave».

Los católicos son muy similares a la población estadounidense en su conjunto, en términos de demografía matrimonial, tal como estado civil, edad del matrimonio y haberse divorciado. El 23% de los adultos católicos pasaron por un divorcio; el 12% están actualmente divorciados y el 11% se han vuelto a casar, viviendo en pareja, o enviudaron pero pasaron por un divorcio en el pasado.

El arzobispo Kurtz indicó también que la encuesta muestra que la preparación que la Iglesia ofrece a las parejas prometidas está ayudando a los matrimonios, pero que las parejas católicas no vuelven coherentemente a la Iglesia en busca de ayuda para sus problemas en el matrimonio.

«Debemos encontrar modos de ofrecer a las parejas un ministerio más integrado, continuo y variado que les ayude a crecer en felicidad y santidad a lo largo de todo el ciclo vital del matrimonio», dijo.

La encuesta, realizada en junio de 2007, entrevistó a más de mil autoproclamados católicos, con un margen de error de más o menos 3,1%. La encuesta forma parte de la Iniciativa Pastoral Nacional para el Matrimonio y ha sido financiada por los Caballeros de Colón.

Traducido por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación