La posible visita del Papa impulsa las relaciones Israel-Santa Sede

Print Friendly, PDF & Email

Reunión positiva de la Comisión bilateral

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA/JERUSALÉN, jueves, 18 diciembre 2008 (ZENIT.org).- La preparación de la posible visita de Benedicto XVI a Tierra Santa, que podría tener lugar el próximo mes de mayo, ha dado un impulso positivo a las relaciones entre Israel y la Santa Sede.

Este jueves ha concluido la reunión de la la Comisión bilateral permanente entre la Santa Sede y el Estado de Israel en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Jerusalén, manifestando la clara voluntad de resolver las diferencias para aplicar el Tratado Fundamental («Fundamental Agreement»), firmado el 30 de diciembre de 1993, que permitió entablar las mutuas relaciones diplomáticas.

Tras la reunión, se emitió un comunicado conjunto en el que se anuncia que «la Comisión de trabajo mantendrá encuentros el 15 de enero, el 18 de febrero, el 6 de marzo y el 26 de marzo».

El anuncio es sumamente significativo, pues estas negociaciones habían avanzado de una manera bastante lenta en los últimos años. De hecho, entre 2002 y 2007 prácticamente se habían estancado.

El comunicado anuncia además que la próxima reunión plenaria se celebraár el 23 de abril de 2009, a pesar de que estaba prevista para el mes de junio de ese año.

Con estas intensas reuniones, dice el comunicado, ambas delegaciones quieren mostrar su voluntad de «acelerar los diálogos para concluir el acuerdo cuanto antes».

Las negociaciones buscan alcanzar un acuerdo sobre todas las cuestiones de propiedad e impuestos que están pendientes para que la Iglesia pueda contar con la seguridad jurídica y fiscal que le permita realizar su labor.

Cuando la Santa Sede estableció relaciones diplomáticas con el Estado de Israel en 1993, como gesto de buena voluntad, Juan Pablo II optó por proponer un Tratado Fundamental y negociar más tarde estas cuestiones en detalle.

Como se puede ver, estas negociaciones no tienen nada que ver con la visita del Papa, pero como explican fuentes de la Santa Sede a Israel le interesa la buena imagen que dejará la visita del Papa, mientras que para el Santo Padre tiene una gran importancia consolidar la presencia de la Iglesia en Tierra Santa.

El comunicado subraya la «atmósfera de gran cordialidad y de buena voluntad», que se ha constatado en esta reunión.

Por parte palestina, el alcalde de Belén, Victor Batarseh, anunció el 17 diciembre la visita de Benedicto XVI a Tierra Santa en mayo, confirmando informaciones publicadas por órganos de prensa en días pasados.

Los funcionarios israelíes no han querido hacer comentarios, en espera de que se dé un anuncio oficial del Vaticano. La semana pasada, una delegación vaticana fue recibida por el presidente Shimon Peres para analizar la posible visita.

Según informó en días pasado el diario italiano «Il Foglio», la visita del Papa a Tierra Santa podría comenzar por Jordania y continuaría después por Israel y los Territorios de la Autoridad Palestina.

Por Jesús Colina

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }