Se reanudan las celebraciones dominicales en la Ciudad de México

Ante los resultados de la campaña promovida por las autoridades

Share this Entry

CIUDAD DE MÉXICO, sábado, 9 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- Este domingo los fieles de la Ciudad de México podrán participar en la misa dominical, como de costumbre, después de que el arzobispo de la sede primada, el cardenal Norberto Rivera Carrera, ordenara el restablecimiento de la celebración eucarística.

Según ha dado a conocer en un comunicado la arquidiócesis, la medida se ha tomado «como respuesta a los alentadores resultados» de la campaña sanitaria que han organizado las autoridades para combatir la epidemia de influenza.

En un comunicado, la arquidiócesis primada de México «agradece sinceramente a todos los señores párrocos, y administradores parroquiales por haberse apegado a las instrucciones del señor Cardenal, Norberto Rivera Carrera, durante la contingencia declarada por la epidemia de influenza que obligó a tomar la dolorosa decisión de suspender la Santa Misa, durante dos domingos consecutivos».

«Los sacrificios realizados por esta Iglesia particular al cumplir con las instrucciones sanitarias dadas por las autoridades civiles han dado frutos, como lo demuestran las estadísticas referentes a la reducción de contagios y decesos en esta ciudad. Esto mismo nos debe seguir alentando para no bajar la guardia, por lo cual debemos tomar todas las precauciones necesarias a fin de que la epidemia llegue a su fin», asegura el texto.

Así mismo, el arzobispo «pide a todos los fieles a seguir implorando a la Virgen de Guadalupe su maternal intercesión para que cese este mal, no tan sólo en nuestra país sino en el mundo entero».

De igual modo, el cardenal «agradece a los fieles el haber colaborado con la Iglesia y con nuestros gobernantes en el combate de esta emergencia sanitaria y pide a todos seguir colaborando con las autoridades y con los pastores respectivos cumpliendo las nuevas recomendaciones hechas por los expertos del sector salud, como son, el que los fieles que asistan a las misas porten los cubre bocas y que al término de cada celebración, los encargados de atender la limpieza de los templos desinfectante las bancas y reclinatorios en donde estuvieron los fieles».

El comunicado aclara que «además de estas nuevas recomendaciones, siguen vigentes y se deben observar las normas sanitarias que ha publicado la Arquidiócesis para la celebración de la Eucaristía, mientras siga el estado de alerta».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación