Gripe A: Nueva página histórica en torno a la patrona de Costa Rica

En los 374 años del hallazgo de Nuestra Señora de los Ángeles

Share this Entry

SAN JOSÉ, jueves, 20 agosto 2009 (ZENIT.org).- Se celebraron el pasado 2 de agosto los 374 años del hecho prodigioso vivido en la Puebla de los Pardos o Gotera, hoy Barrio los Ángeles en Cartago, Costa Rica, donde la Madre de Dios se manifestó en la pequeña imagen de 20 centímetros que a partir de esa fecha se ha convertido en el alma del ser costarricense.
 
«En esta oportunidad –informa a ZENIT Carlos Alberto Oreamuno, teólogo, investigador e historiador mariano– se escribe una nueva y diferente página en la historia en torno al culto de amor y veneración a Nuestra Señora de los Ángeles, ya que por situaciones especiales de la pandemia de gripe AH1N1, se suspendieron todas las actividades programadas y que cada una de ellas encierra toda una historia de amor a través de los siglos de veneración de la Negrita como cariñosamente le llama el pueblo costarricense».
 
Una de las manifestaciones mas sentidas y extrañadas por el pueblo ha sido la romería o peregrinación, ya que se calcula que en los últimos años a lo largo de los festejos, la visitan mas de dos millones de personas. La romería se sustituyó por una peregrinación de la imagen de la Virgen a diferentes puntos del país.
 
Es importante resaltar, señala Oreamuno, «que en lugar de que la situación presentada resquebrajara esa fe de toda una nación, mas bien ha salido mas fortificada, como lo han manifestado las autoridades eclesiásticas, especialmente monseñor José Francisco Ulloa Rojas obispo de la diócesis de Cartago».
 
Al efectuar la peregrinación con la imagen original y debidamente protegida, a los diferentes puntos geográficos de la nación costarricense, los días 1, 2 y 3 de agosto, «se ha demostrado el gran amor que se le tiene a la querida madre, señora, reina y patrona, ya que por donde pasaba la imagen había alegría, lagrimas, cantos, oraciones, suplicas, agradecimientos en fin una serie de manifestaciones de verdadero amor y devoción».
 
Con motivo de esta peregrinación que, como hecho inédito, realizó la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, por diversos puntos de la geografía nacional, la Conferencia Episcopal de Costa Rica difundió un mensaje en el que invitó a todos los fieles católicos «a reconocer en este acontecimiento un momento de especial gracia  por el cual, muchos podremos estar cerca de la imagen milagrosa de Nuestra Señora de los Ángeles, nuestra Madre».
 
Solicitaron «a todos los fieles rogar al Señor de la Misericordia en la oración y en la Eucaristía e invocar la intercesión Nuestra Señora de Los Ángeles, por nuestra Nación azotada en este momento por la influenza A H1N1 y para que los enfermos y enfermas que sufren este padecimiento se vean pronto restablecidos en su salud».
 
Rogaron «a Jesucristo, el médico por excelencia, para que sostenga con su fuerza a nuestros médicos, enfermeras y demás personal sanitario en su lucha contra la enfermedad».
 
Y concluyeron manifestando su «solidaridad con los parientes y seres queridos de aquellos que han fallecido víctimas de esta pandemia que azota el mundo» y encomendando «a la poderosa intercesión de María, Reina de los Ángeles, a estos hermanos difuntos para que gocen de la presencia eterna de Dios Padre en Cristo por el Espíritu Santo».
 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")